La caja de galletas de Navidad

La caja de galletas de Navidad

Christmas cookie box

Recetas de galletas + cómo preparar tu caja de galletas de Navidad

Christmas cookie box, Caja de galletas de Navidad, Recetas de galletas de Navidad,
Christmas cookie box, Caja de galletas de Navidad, Recetas de galletas de Navidad,

Las galletas de Navidad de Amy Ho me obsesionan.

Esta fue la primera caja de galletas de Amy que Instagram trajo hasta mí.

Y me enamoré profundamente.

Luego llegó esta y luego esta.

Y luego un calendario de adviento de galletas, casitas de gingerbread con ventanales hechos con hojas de gelatina y luces en el interior, después sus shaker cookies, galletas con una «ventanita» hecha con isomalt, rellena de sprinkles, que puedes agitar y ser feliz viéndolos menearse.

*Puedes ver todas sus creaciones aquí.

La caja de galletas de Navidad

Christmas cookie box

Recetas de galletas +

cómo preparar una caja guapa
Galletas de Navidad. Receta de galletas. Galletas de chocolate. galletas de vainilla. Galletas digestive

Hornear en Navidad es un gusto y un proyecto galletil es una maravillosa excusa para ponerte a hornear a muerte.

Por eso la preparo yo. Para fliparme, enajenarme y abstraerme inmersa en un proyecto que termina en merienda.

Y, en esto de los Christmas cookie challenges, la reina absoluta de las cajas de galletas, para mí, como te decía, es Amy Ho, autora de Constellation inspiration y perpetradora de maravillosas creaciones festivas, cada año, más impresionantes.

En su blog Constellation inspiration puedes encontrar varias cajas de galletas de Navidad diferentes -incluso una de Pascua-, para coger ideas, además de muchas recetas de galletas.

En el libro que Amy ha publicado este año «Bloom and baking», tienes un breve tutorial con unos cuantos básicos para preparar una caja de galletas chula.

En esencia esto es muy sencillo y hay montones de variaciones en blogs y redes, pero ¿Por dónde empezar? ¿Qué necesitas? ¿Hay algo especial a tener en cuenta?

Bien…

  1. Lo primero es encontrar LA CAJA.

A lo largo de los años he probado todas las opciones.

  • He usado latas, como estas.

Las latas son una buena opción. No son caras y las hay muy bonitas y con todo tipo de diseños, además, ni siquiera tienes por qué comprarlas, puedes utilizar latas de galletas vacías que ya tengas. Lo único importante es que prestes atención al tamaño -hay latitas muy monas en las que luego caben sólo 6 galletas- y que cuentes con que no tienen separaciones en su interior, así que necesitarás hacer paquetitos o incluir cápsulas tipo cupcake/magdalena para colocar las galletas dentro y que no se rocen entre ellas ni se mezclen los sabores.

  • Otra opción es utilizar cajas de cartón desechables.

En tiendas especializadas puedes encontrar una inmensa variedad de cajas, como estas, por ejemplo.

Yo, para regalarlas, utilizo cajas para cupcakes o tartas, porque son más grandes y tienen ventana, así pueden verse las galletas. Estas son las que yo utilizo.

Estas tampoco tienen separaciones en el interior, pero puedes hacerlas tú mism@ con cartón o hacer paquetitos con las diferentes variedades de galletas.

Yo hago paquetes con papel celofán, así las galletas no se mezclan, se ven al abrir la caja y además se conservan mejor, porque están empaquetadas.

Y la opción más fancy es utilizar una cajita de madera. La ventaja es que sí puedes encontrar cajas de madera con las separaciones interiores ya hechas, el inconveniente es que son más caras.

Puedes encontrar cajas de madera para infusiones, que ya tiene pequeños compartimentos en su interior, como esta. Quedan super monas pero es verdad que la broma se encarece -aunque en tu bazar más cercano seguro que encuentras opciones más económicas que la que yo te dejo-.

Y, por supuesto, si eres maños@, puedes comprar una caja de madera sencilla y fabricar con «madera» (tables o cartón grueso) las separaciones interiores.

2. LAS GALLETAS:

Aquí empieza la diversión ¡Hacer galletas! Como es TU caja puedes incluir las que te de la gana.

Amy propone algunos tips, como elegir diferentes colores y texturas o tipos de dulces distintos, no sólo galletas.

Aquí no hay límite. Puedes hacer mazapán casero con la receta de la fantástica Miriam García -gurú máxima, vale-, barras de guirlache, turrón casero -en «El invitado de invierno», el blog de Míriam tienes una receta de turrón de yema, brownies o barritas, caramelos hechos por ti…la lista no tiene fin…

Si yo puedo aportar algo es que si eliges recetas versátiles que den para varios sabores o tipos de galletas con una misma masa, tu vida será más fácil.

Las sugar cookies que te dejo a continuación -receta de Sweetapolita- son perfectas para esto.

Puedes preparar con una sola masa: galletas decoradas con glasa y cookies, sólo con cambiar la forma de terminarlas. Puedes estirar la mitad de la masa y darles forma con un cortador y con la otra hacer bolitas, añadir chips de chocolate y hornearlas como cookies.

Y la última recomendación es que planificar y congelar puede hacer que, en Navidad, sólo tengas que hornear y preparar tu cajita, con mucho amor y gozo y con poco trabajo, que son fechas complicadas.

La masa de galletas es muy amiga de la congelación. Puedes congelar la masa ya estirada o las galletas ya cortadas meses antes. Puedes ir guardando unas cuantas galletas de cada receta que hagas, bien cubiertas con film, en bolsas para congelar (en las que se introducen UNA VEZ CONGELADAS, para que no se rocen ni pierdan la forma) o en un recipiente hermético, de forma que tendrás un montón de galletas diferentes sin tener que pasarte 2 o 3 tardes haciendo galletas non-stop.

Por lo demás, cómo empaquetar y decorar tus galletas es todo un campo de disfrute y estoy segura de que ideas no te faltarán.

Aquí te dejo unas cuantas recetas para que pruebes o te inspires.

-Nota: las de Ottolenghi son una pasada, son una receta su libro «Sweet» y son profundamente adictivas-.

Estas son la mayoría de las recetas que preparé, hay algunas más que puedes ver en las fotos, pero que yo personalmente no repetiría, porque no quedaron tan bien como esperaba, por eso no están en la selección final.

¡Feliz Navidad y feliz galletísmo!