Tarta de chocolate, tarta de café, tartas con macarons

Tarta de chocolate_Tarta de café con chocolate

Tarta de chocolate

Tarta de café y chocolate

Un pastel de chocolate sin harina

Con relleno de crema inglesa de café + ganage de chocolate negro + migas de galleta de chocolate

Y cobertura de smbc de café y chocolate + macarons de café

Tarta de chocolate, tarta de café, tartas con macarons
Tarta de café y chocolate, tarta de chocolate, tarta de café, tarta con macarons

Es un hecho. Mi novio es «un señor».

Un señor joven para ser un señor, pero definitivamente un señor.

*Lo que indefectiblemente nos lleva a la toma de conciencia: yo soy «una señora».

Sí. Ya está. No podemos postergar esto por más tiempo: A partir de ahora cuando nos pidan fuego nos van a tratar de señores y, si por azares del destino nos vamos de fiesta, seremos esos a los que los jóvenes y las jóvenas observan con incredulidad mientras se dicen al-oído-a-gritos: ¿Qué hacen aquí esos viejos?.

Sí, ha sido su cumpleaños. Y se ve que en esta relación fusional que nos une, eso me hace más vieja a mí también.

Y las tartas de «este señor» son siempre de chocolate. Porque es «Su día» [*En lo sucesivo «El día del señor»]. Y es sabido que quien posee un día puede pedir, hacer y ejercer como le plazca.

So…

Tarta de chocolate. De chocolate y café, con muchas movidas dentro, porque es su día y es su tarta, pero, en esta relación fusional que nos une, es un poco mi tarta también.

Tarta de chocolate, tarta de café, tartas con macarons
Buttercream de café, crema de mantequilla, SMBC

Tarta de chocolate

Una tarta de café con chocolate

Que lleva muchas movidas, pero que se deja trajinar y adaptar a tu gusto y tu tiempo

Esta tarta es una oda al amor por la repostería y por estar en la cocina.

Por eso lleva tantas elaboraciones, por vicio niña.

Pero no te agobies, porque, por supuesto, le puedes quitar poner cambiar o usar sólo lo que tú quieras y lo que te de tiempo.

Te cuento.

Ingredientes para preparar la tarta:

Además del pastel de chocolate sin harina, el ganage de chocolate negro y la crema de café, la tarta lleva migas de galleta de chocolate en el relleno y crema de mantequilla de merengue suizo para la cobertura. Como siempre, puedes simplificar la tarta todo lo que quieres, yo es que gozo complicándome la vida, pero tú, a tu rollo.

Pastel de chocolate y almendra sin harina

All coffe curd

Adaptada del "Citrus Curd" de Christina Tosi

Ottolenghi`s chocolate "o" cookies

Adaptada de "Sweet" deYotam Ottolenghi

SWISS MERENGUE BUTTERCREAM DE CAFÉ Y CHOCOLATE

SI ES LA PRIMERA TARTA DE CAPAS A LA QUE TE VAS A ENFRENTAR, AQUÍ TIENES UN ARTÍCULO CON UN PASO A PASO.

Montar la tarta DE CHOCOLATE:

La crema de café queda como una crema inglesa bastante fina. No tiene consistencia para rellenar una tarta, porque no aguantaría el peso.

Para que la crema de café no se aplaste dramáticamente, debes "asegurar" el perímetro con una crema más consistente. Para hacerlo, utilizando ganage o SMBC, haces un círculo pegadito al borde del pastel.

Dentro de la circunferencia que has trazado, añade migas de galletas de chocolate y crema de café, alternando ambas.

Refrigera la tarta después de montar cada capa, para que el ganage se endurezca y sostenga la siguiente capa de pastel.

Una vez que tengas montadas las tres capas y que hayas refrigerado 10 minutillos, cubre la tarta con una "capa tapa-migas" con lo que te queda de ganage.

Esta capa no tiene que quedar perfecta, ya que la vas a cubrir al decorar la tarta. Pero, si quieres dejarlo aquí, puedes. Alisa bien la crema y listo o decora como más te guste.

La decoración que yo hice es más fácil imposible: utilizando una espátula pequeña (*De las de modelado de arcilla) vas intercalando los tres colores de la crema de café.

Puedes terminar con unas estrellas que haces con la manga en la parte de arriba: con una boquilla 1M de Wilton y dejando la manga perpendicular vas apretando y vas haciendo movimientos de lado a lado, muy pequeñitos ,con ella. Y así te salen los "churrillos".

Terminar la tarta con macarons es una opción. Puedes poner cualquier otra cosa que te guste a ti.

Tarta de café y chocolate, tarta de chocolate, tarta de café, tarta con macarons

Tarta de chocolate

Tarta de café y chocolate con relleno de migas de galletas de chocolate

Tarta de chocolate, receta de tarta de chooclate, cómo hacer una tarta de chocolate

FLOURLESS CHOCOLATE ALMOND CAKE

Adaptada de "Baking Basics", de Rose Levy Berenbaum

Ingredientes
  

  • 300 gr. de azúcar blanco preferiblemente superfino
  • 300 gr. de mantequilla
  • 1 cucharadita de crémor tártaro
  • 1 cucharadita de sal
  • 225 gr. de almendras crudas con piel * 250 gr. de Harina de almendra
  • 8 – 10 huevos L a temperatura ambiente * Separando yemas y claras. Necesitas 149 gr. de yemas y 240 gr. de claras
  • 135 gr. de agua hirviendo
  • 70 gr. de cacao de proceso holandés
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

Elaboración paso a paso
 

  • Prepara tus moldes: Cubre la base con discos de papel de horno y enmanteca bien las paredes.
  • 30- 60 minutos antes. Precalienta el horno a 175º y tuesta las almendras: extiéndelas en una bandeja de horno cubierta con una lámina tipo silpat y deja que se doren unos 5 minutos, revolviéndolas ocasionalmente. *Si utilizas harina de almendra puedes saltarte este paso.
  • Pesa el agua y caliéntala hasta que rompa a hervir, mezcla con el cacao y deja que repose cubierto, hasta que esté a temperatura ambiente.
  • Cuando las almendras estén a temperatura ambiente, tritúralas con 70 gr. de azúcar hasta que estén finalmente molidas. *Si utilizas harina de almendra tritura junto al azúcar directamente.
  • En dos boles, pesa a parte las yemas y las claras.
  • En el bol de la batidora, con el accesorio pala, mezcla a velocidad media 200 gr. del azúcar restante (* reserva 30 gr. para montar las claras) y la mantequilla. Mezcla durante 3-5 minutos, hasta que esté esponjoso y mullido. Añade la vainilla y mezcla 2 minutos más.
  • Baja la velocidad y añade las yemas de una en una, mezclando bien tras cada adición.
  • Añade la mezcla de chocolate a temperatura ambiente, rebañando bien con una espátula de silicona. A velocidad media, mezcla muy bien, pasando la espátula por las paredes y el fondo para asegurarte de que está bien incorporado.
  • Por último, añade la mezcla de almendra.
  • Mientras, limpia muy bien un bol con zumo de limón y prepara las claras y la varilla.
  • En un bol limpio, pon: las claras, la sal y el crémor tártaro. A velocidad media-baja, empieza a batir y cuando empiece a espumar sube la velocidad y monta hasta que forme picos suaves. Añade los 30 gr. de azúcar de forma gradual, mientras bates a velocidad media, entonces sube despacito la velocidad hasta que forme picos firmes y esté brillante.
  • Retira de la batidora y, con la misma varilla de la batidora o con una varilla amplia, incorpora el primer tercio de merengue a la masa mezclando suavemente, pero asegurándote de que se incorpora por completo.
  • Ahora, con una espátula de silicona y movimientos envolventes, incorpora los 2 tercios restantes.
  • Reparte la masa en los moldes y alísala bien con una espátula de codo.
  • Hornea a 175º 30 minutos. Después, cubre con una hoja de papel de aluminio para que la parte superior no se queme, y hornea otros 45-50 minutos.
  • Para desmoldar: Pasa una puntilla por la pared del molde, presionando contra el molde.
  • Coloca un papel de horno encima y sobre él una rejilla de enfriado y vuelca el pastel. Retira el papel de la basa y, usando la base y la rejilla, uno por cada lado, vuelve a dar la vuelta al pastel. Deja que se enfríe por completo antes de servir o utilizar.
Tarta de café y chocolate, tarta de chocolate, tarta de café, tarta con macarons

ALL COFFE CURD

Adaptada del citrus curd deChirstina Tosi, “Momufuku Milk  bar”

Ingredientes
  

  • 320 ml. de leche entera
  • 25 gr. de espresso powder
  • 250 gr. de azúcar moreno
  • 100 gr. de azúcar blanco
  • 520 gr. de clara de huevo
  • 7 hojas de gelatina
  • 2 cucharaditas de extracto puro de vainilla
  • 1 +½ cucharadita de sal
  • 400 gr. de chocolate al 70%
  • 80 gr. de mantequilla

Elaboración paso a paso
 

  • Pesa la leche y prepara con ella el café instantáneo: calienta la leche (aprox. 80º) y vierte el polvo de espresso. Mezcla con energía o con una batidora de varillas.
  • Trocea el chocolate en un bol resistente al calor y coloca encima un colador, para pasar por él la crema cuando la retires del fuego. Deja a un lado.
  • En vaso o en un cacito profundo, mezcla con la batidora pon: el azúcar y el café.
  • Hidrata la gelatina en agua fría.
  • Prepara un bol resistente al calor, con un paño o una esterilla de silicona debajo, para evitar que resbale.
  • Lleva la mezcla de leche y azúcar a fuego medio-bajo.
  • Pon las claras en el bol, y bátelas ligeramente.
  • Calienta la mezcla de café hasta que rompa a hervir (deja listas las claras, porque la mezcla se calentará muy rápido y entonces no tendrás tiempo).
  • Cuando la mezcla de café rompa a hervir, retira del fuego y viértela en varias adiciones sobre las claras, sin dejar de batir. Añade primero una cantidad pequeña e incorpórala con un batidor de varillas (Temperar las claras: sigue el mismo proceso que cuando preparas crema pastelera o crema inglesa, para evitar que la clara cuaje por efecto del calor).
  • Cuando hayas incorporado toda la mezcla de té a las claras y la crema esté lisa devuelve al fuego.
  • Cocina a fuego medio, sin dejar de batir (teniendo cuidado de pasar el batidor por la base del cacito) hasta que alcance 63 - 65º. Ten cuidado porque se espesará rápido y si se pasa la clara cuajará y quedará una crema grumosa. La clara cuaja a una temperatura inferior que la yema, por eso las cremas de clara de huevo pueden volverse grumosas antes, no dejes que la mezcla exceda los 65º.
  • Cuando la crema haya espesado, retira rápidamente del fuego.
  • Vierte la crema directamente sobre el chocolate, pasándola por el colador.
  • Escurre muy bien la gelatina e incorpórala inmediatamente.
  • Añade la vainilla, la mantequilla y la sal.
  • Reserva la crema refrigerada y, preferiblemente cubierta con film a piel (pegado a la superficie) hasta el momento de utilizarla.
  • Prepara la crema el día anterior, así tendrá tiempo de reposar toda la noche.
  • La crema debe estar completamente fría y haber reposado para cuajar antes de utilizarla.

Notas

  • Es una crema bastante ligera y por eso puede ser difícil trabajar con ella.
  • Si vas a rellenar una tarta con ella, necesitarás utilizar una crema de mantequilla más contundente con la que hacer una "presa" bordeando el bizcocho, y esta crema puede ir en el centro.
  • Para rellenar donuts o cualquier otro bollo con ella, utiliza una boquilla de relleno o una pequeñita, para tener más control.
Macarons de chocolate. Receta de macarons de chocolate. Cómo preparar macarons de chocolate. Ganage de chocolate.

GANAGE DE CHOCOLATE

Ingredientes
  

  • 500 gr. de nata para montar
  • 250 gr. de chocolate negro
  • 400 - 450 gr. de chocolate con leche
  • 1 cucharadita vainilla en pasta o
  • extracto puro de vainilla
  • 70 ml. de mantequilla/ aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal

Elaboración paso a paso
 

  • Trocea los dos tipos de chocolate y pon cada uno, separados, en en un bol resistente al calor.
  • Prepara una cacerolita de tamaño medio y calienta en él la nata hasta que rompa a hervir.
  • Retira del fuego y vierte la mitad de la nata (250 gr.) sobre el chocolate negro y la otra mitad sobre el chocolate con leche. Cubre el bol con un plato o papel de aluminio y deja reposar un par de minutos.
  • Cuando haya pasado unos minutos, comienza a remover suavemente con una varilla. Comienza removiendo en el centro del bol, haciendo círculos concéntricos, hasta que empiece a formarse un remolino. La mezcla emulsionará mejor si lo haces así (igual que hacían nuestras abuelas con la mayonesa).
  • Ve ampliado los círculos a medida que el remoline crezca y el chocolate se vaya derritiendo.
  • Cuando se haya integrado completamente, añade la mantequilla o el aceite de oliva, la vainilla y la sal.
  • Cubre con un trocito de film transparente “a piel”, directamente sobre la superficie de la crema.
  • Deja reposar a temperatura ambiente antes de utilizar, hasta que adquiera una consistencia similar a la de la nutella.
  • *La proporción es diferente según el tipo de chocolate debido al porcentaje de cacao. El chocolate con leche lleva una cantidad de cacao menor, por eso necesitas añadir más chocolate, las proporciones son:
  • Ganage de chocolate negro: 1/2 y 1/2 chocolate/nata, por ejemplo 100 gr. de nata x 100 gr. de chocolate.
  • Ganage de chocolate con leche: 1/3 -1/2 chocolate nata, por ejemplo 100 gr. de nata x 150 gr. de chocolate.
  • *Puedes acelerar el proceso, dejando que repose en la nevera. Saca la mezcla cada 20 minutos, para remover y que se enfríe de forma uniforme.
  • *Puedes conservar la crema, en un recipiente hermético o en un tarro de cristal, hasta 1 semana en la nevera y hasta 3 meses congelada.

Preparo dulces porque me pone de buen humor. La mantequilla hace feliz a la niña gorda que fui, así que nunca falta en mi nevera.

Atesoro kilos de harina, azúcar y chocolate y creo que deberían hacer perfume con el olor de la levadura fresca.

CONDICIONES DE USO DE LA WEB

El texto y las imágenes contenidas en este sitio web están protegidas por derechos de autor.

Queda prohibida su reproducción total o parcial sin autorización previa de la autora.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

© 2022 -Mantequilla Lover-

Tarta de chocolate, Tarta de chocolate con avellanas, receta de tarta de chocolate

Tarta de chocolate y avellanas

Tarta de chocolate y avellanas

Una tarta de chocolate y avellanas y una niña perdida

Tarta de chocolate

Rellena de nutella casera, ganage y avellanas caramelizadas

Tarta de chocolate, Tarta de chocolate con avellanas, receta de tarta de chocolate

Si ya lo decía Chris Martin en The Scientist, que Nobody said it was easy.

And. It. Is. Not. 

Por eso, a veces, te pierdes.

Pero no pasa nada.

Siempre aparece un faro, una linterna, una bombilla…

Y si sigues la luz, te lleva a algún  sitio.

Aunque nunca hayas estado allí.

Que normalmente no has estado. Porque cada cosa que aprendes te cambia para siempre.

Y creces.

Pero no para ser lo mismo, sino para ser una cosa nueva, que nunca antes has sido.

Sin dejar de estar perdida en espacios de los que no sabes nada y que no saben nada de ti.

Y así es la vida, mi niña. 

Nobody said it was easy.

No one ever said it will be this hard…

Or take me back to the stars.

Y. Mientras tanto, una tarta de chocolate. Con muchos rellenos de cosas. Para que haya sorpresas.

Es una tarta fácil, pero que requiere tiempo y anticipación. Por supuesto puedes simplificarla y convertirla en una tarta de chocolate más sencilla con sólo bizcocho de chocolate + ganage (todo lo puedes hacer en la víspera) y añadir las avellanas caramelizadas, que se hacen en el momento, y sólo necesitas algo de tiempo para que se queden a temperatura ambiente.

Puedes hacer una tarta sencilla o tomarte más tiempo y hacer la nutella casera y el swiss merengue buttercream…

Or, take me back to the stars.

Tarta de chocolate
Tarta de chocolate, receta de tarta de chooclate, cómo hacer una tarta de chocolate

Tarta de chocolate

Tarta de chocolate con relleno de ganage de chocolate negro, avellanas caramelizadas y Nutella casera y cobertura de SMBC de chocolate

Tarta de chocolate, receta de tarta de chooclate, cómo hacer una tarta de chocolate

Mi versión de esta tarta de chocolate y avellanas sólo requiere organizarte y hacer algunas cosas con antelación. No lleva demasiado trabajo.

El bizcocho y la crema de mantequilla de chocolate están hechas semanas antes y congeladas. Las sacas del congelador a la nevera la noche anterior y listo. Después deben estar a temperatura ambiente unas horas.

La noche anterior o esa mañana, haces la ganage de chocolate negro y caramelizas las avellanas.
Dejas a temperatura ambiente y listo.

La mañana del evento o de la celebración montas la tarta y refrigeras 2 ó 3 horas.

Y quedas de pro.

Tarta de chocolate:

Tarta de chocolate, receta de tarta de chooclate, cómo hacer una tarta de chocolate

MI BIZCOCHO DE CHOCOLATE

Ingredientes
  

  • Ingredientes:
  • 210 gr. de harina común
  • 150 gr. de cacao en polvo de proceso holandés
  • 20 gr. de espresso en polvo
  • 1 + 1/2 cucharaditas de bicarbonato
  • 1 + 1/2 cucharaditas de levadura química
  • 1 cucharadita de sal
  • 6 huevos L a temperatura ambiente
  • 250 gr. de azúcar moreno/panela
  • 200 gr. de azúcar blanco
  • 150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gr. de aceite de girasol
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla/ vainilla en pasta
  • 340 ml. de crema fresca o buttermilk
  • 80 ml. De café recién hecho a temperatura ambiente

Elaboración paso a paso
 

  • Prepara el café, añade el espresso y reserva.
  • Prepara la mezcla de azúcares y el buttermilk, si lo vas a utilizar. Reserva.
  • En un bol tamiza la harina, el cacao, la levadura y el bicarbonato, añade la sal y reserva.
  • Pon en el vaso de la batidora, con la pala, la mantequilla y el azúcar, bate a velocidad ascendente hasta que la mezcla esté blanca y esponjosa.
  • A continuación, añade despacio el aceite, sin dejar de batir, a velocidad suave y en forma de hilo que cae sobre la pared del vaso. Añade la vainilla, bate 2 minutos más a velocidad media alta y retira el vaso de la batidora.
  • Uno a uno, añade los huevos, mezclando bien antes de añadir el siguiente.
  • Retira el bol de la batidora.
  • Mezcla el café la crema fresca o buttermilk.
  • A mano y mezclando suavemente, incorpora la mezcla de harina y cacao intercalándolo con el buttermilk +café (*3-2 adiciones, empezando y acabando por los ingredientes secos).
  • Llena un molde de 50 x 25 cm. (previamente cubierto con una hoja de papel de horno y enmantecado). Extiende la masa y hornea 40 - 50 minutos a 175 º.

Notas

  • El tiempo de horno es relativo, porque cada horno casero es un mundo: Una vez que introduzcas el bizcocho en el horno, no debes abrirlo hasta que la cocina huela a bizcocho y se hayan cumplido, al menos, 40 minutos de horneado (si usas la medida de molde indicada). Una vez transcurrido el tiempo puedes pinchar el bizcocho con un palillo de brocheta y comprobar cómo va. Es importante que el bizcocho no quede sobre-horneado, por eso, cuando el palillo salga, ligeramente húmedo y con algunas miguitas, estará hecho.
  • Una vez horneado, deja que se enfríe sobre una rejilla. Desmolda y envuelve muy bien con film. Congela el bizcocho.
  • Cuando vayas a preparar la tarta, descongela y corta discos usando un aro de emplatar del tamaño deseado. Yo utilicé un aro de 15 cm. Conserva los discos cortados siempre cubiertos, mientras vas montando la tarta, porque se secan fácilmente por los bordes.
Crema de Nougat, crema casera de avellanas

CREMA DE AVELLANAS CON CHOCOLATE O NUTELLA CASERA

Adaptada de Linda Lomelino, "Lomelino's cakes"

Ingredientes
  

  • 100 gr. de avellanas
  • 50 gr. de chocolate negro de cobertura
  • 50 gr. de chocolate con leche
  • 100 gr. de Dark Brown sugar *o panela
  • 100 gr. de leche desnatada en polvo
  • 230 ml. de nata para montar
  • 1 cucharada sirope de maíz/ glucosa/ azúcar invertido
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración paso a paso
 

  • Tuesta y pela las avellanas: Prepara una bandeja de horno con una hoja de papel sulfurizado y precalienta el horno a 175º. Pon las avellanas esparcidas y tuéstalas en el horno durante 8 - 10 minutos. Abre la puerta de vez en cuando y revuelve un poquito las avellanas. *Se queman fácilmente y de esta forma, se tostarán de manera más uniforme y además controlas cómo van.
  • Cuando veas que están tostadas, sácalas del horno y vuelca la bandeja sobre un pañito limpio. Cuando hayan perdido algo de calor frótalas unas contra otras, para que pierdan la mayor cantidad de piel posible. Después puedes usar un tamizador para separar las avellanas y la piel.
  • Funde el chocolate al baño maría. Reserva.
  • Tritura las avellanas en un procesador de alimentos hasta que se conviertan en una pasta, no es necesario que quede muy fina. Reserva.
  • A parte, mezcla el azúcar y la leche en polvo. Reserva.
  • Calienta la nata junto al sirope de maíz en el microondas o en un cacito.
  • Prepara un bol amplio y mezcla la pasta de avellanas.
  • Añade la mezcla de azúcar y leche en polvo. Mezcla hasta incorporar, mientras vas añadiendo, primero la nata.
  • Añade la sal.
  • Deja que enfríe por completo antes de utilizar la crema.

Notas

*Conservación: La crema se puede conservar a temperatura ambiente 24 horas. Refrigerada en un tarro de cristal o recipiente hermético 10 días y congelada hasta 6 meses.
Tarta de boniato. Sweet potato pie recipe. Receta de tarta de boniato. Tarta de boniato y chocolate

GANAGE DE CHOCOLATE Y NARANJA

Ingredientes
  

  • 300 ml. de nata para montar
  • 300 gr. de chocolate
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta
  • 1 cucharada de AVOE
  • *Opcional: la ralladura de una naranja

Elaboración paso a paso
 

  • Trocea el chocolate y ponlo en un bol resistente al calor.
  • Prepara una cacerolita de tamaño medio y calienta en él la nata hasta que rompa a hervir.
  • Retira del fuego y vierte, con cuidado, la nata sobre el chocolate. Deja reposar un par de minutos.
  • Comienza a remover suavemente con una varilla. Comienza removiendo en el centro del bol, haciendo círculos concéntricos, hasta que empiece a formarse un remolino. La mezcla emulsionará mejor si lo haces así (igual que hacían nuestras abuelas con la mayonesa).
  • Ve ampliado los círculos a medida que el remoline crezca y el chocolate se vaya derritiendo.
  • Cuando se haya integrado completamente, añade el aceite de oliva, la vainilla y la sal.
  • Cubre con un trocito de film transparente “a piel”, directamente sobre la superficie de la crema.
  • Deja reposar a temperatura ambiente antes de utilizar, hasta que adquiera una consistencia similar a la de la nutella.

Notas

*Puedes acelerar el proceso, dejando que repose en la nevera. Saca la mezcla cada 20 minutos, para remover y que se enfríe de forma uniforme.
Puedes conservar la crema, en un recipiente hermético o en un tarro de cristal, hasta 1 semana en la nevera y hasta 3 meses congelada.
Swiss merengue Buttercream. SMBC. Crema de mantequilla de merengue. Receta de merengue suizo. Merengue.

Swiss merengue buttercream: La receta que yo preparo

Ingredientes
  

  • 300 gr. de clara de huevo a temperatura ambiente
  • 600 gr. de azúcar del tipo que quieras
  • 1/4 de cucharadita de crémor tártaro
  • Una pizca generosa de sal gruesa molida
  • 1-2 cucharaditas de vainilla en pasta o extracto puro de vainilla incoloro * si quieres que el merengue sea totalmente blanco.
  • 300 gr. de mantequilla + 50 o 100 gr. que sólo añades si el merengue no adquiere consistencia con menos mantequilla.

Elaboración paso a paso
 

  • En el bol, bien limpio de cualquier resto de grasa, pon las claras, el azúcar y el crémor tártaro.
  • Mezcla con una varilla para que los ingredientes se mezclen bien y lleva al baño maría a fuego medio-fuerte.
  • Coloca el termómetro de forma que no toque el fondo y remueve suavemente con frecuencia, para que las claras y el azúcar se vayan mezclando.
  • Calienta despacio la mezcla, mientras preparas la batidora con la varilla.
  • Cuando la mezcla alcance los 65º está listo. Hay un tema con la temperatura en función de la receta, el punto exacto es el momento en que el azúcar se haya disuelto por completo en las claras y, al tacto, no se note ningún granito de azúcar. Remueve suavemente y cerciórate con la yema del dedo, de que no quedan restos de granitos de azúcar que no se hayan disuelto. Este punto es importante ya que, si quedan granitos de azúcar sin disolverse, se notarán en la crema.
  • Retira las claras del fuego. Si el agua ha tocado las paredes del bol es posible que se haya cuajado parte de la clara. Si te ha ocurrido, cuela la mezcla en un tamiz finito y lleva a la batidora. Yo cambio de bol en este momento, para enfriar las claras más rápidamente.
  • Comienza a batir a velocidad mínima. Deja que el merengue vaya blanqueando suavemente.
  • Según pierde temperatura la mezcla, ve subiendo paulatinamente la velocidad de la batidora a velocidad media. No hace falta más. Deja que se tome su tiempo, tendrás que batir hasta que la mezcla esté a temperatura ambiente, por lo que no es necesario batir demasiado fuerte desde el principio.
  • Cuando al tocar el bol notes que está prácticamente a temperatura ambiente, sube la velocidad, y ve incrementándola hasta que el merengue se vuelva blanco, brillante y firme.
  • Una vez que el merengue haga picos firmes, y al levantar el batidor mantenga la forma, estará listo. Puedes batir un minuto más o 30 sg. a velocidad máxima, pero después no batas más, puede colapsar (su estructura interna se rompe).
  • Si estás preparando un merengue suizo como crema: añade la sal y el aroma y ¡Está listo!
  • Si vas a utilizarlo sin hornearlo está listo para usar recién hecho, ya que bajará y se quedará seco enseguida. Aún así puede aguantar un par de horas a temperatura ambiente, perfectamente cubierto, pero tendrás que batirlo de nuevo justo antes de utilizarlo.
  • Si vas a preparar una crema de mantequilla: en el momento en el que el merengue está brillante y firme, e importante: a temperatura ambiente (esto es lo más importante) comienza a añadir la mantequilla, que debe estar a la misma temperatura que el merengue, a temperatura ambiente. No en pomada, no demasiado blandita, algo fresca, pero suave y manejable.
  • Añádela en pedacitos o cubitos, incorporando un pedazo cada 10 segundos. Yo lo hago en dos o tres tandas. Añado 1/3 de la mantequilla, dejo que la mezcla se bata a velocidad media 2 o 3 minutos y continuo de la misma manera hasta añadir toda la mantequilla.
  • La crema de mantequilla con base de agua (huevo cocido, almíbar, crema pastelera, muselina o un merengue) es una emulsión imposible entre dos enemigos irreconciliables: grasa y agua. Por eso, no sólo no es infrecuente, sino que es tan frecuente que se corte durante el proceso, que se considera incluso un paso más que ocurre justo antes de montar. Ocurre un 85 % de las veces, aunque hagas cada paso con cuidado y como indica la receta.
  • Por eso, no te preocupes si la crema adquiere un aspecto grumoso y cortado una vez que comienzas a añadir la mantequilla, ya que es parte del proceso, y generalmente, cuanto más cortada parece, más cerca está de montar.
  • Estará perfecta cuando la crema esté lisa, brillante y tenga el aspecto de un helado cremoso.
  • En este momento sube la velocidad y bate 1 minuto más.
  • Si no ocurre, si bates 5 minutos más a velocidad constante y suave y no acaba de cortarse o de montar, añade 50 gr. más de mantequilla (300 gr. + 50 gr. extra), y continua batiendo. Generalmente con esto es suficiente y monta sin problemas, pero, si no lo hiciera, aún te quedan 50 gr. extra en la recámara para emergencias máximas.
  • Una vez que la crema monte y tenga un aspecto suave y cremoso, añade la sal, una pizca generosa, y la vainilla, en pasta o extracto puro incoloro si quieres una crema blanca.
  • Añade siempre la vainilla como sabor básico, y, en este momento, añade los sabores que quieras, porque esta crema admite de todo.
  • Para evitar errores irrecuperables, sea lo que sea lo que añadas, incorpóralo en varias adiciones, bate a velocidad alta tras cada adición.

Notas

Aunque lo hagas todo bien, la crema va a perder algo de volumen al añadirle la mantequilla, pero si se parece a la nata líquida, puede que la mezcla esté demasiado caliente, o que lo estuviese cuando empezaste a añadir la mantequilla. No pasa nada.
Para de añadir mantequilla, y refrigera la mezcla 15 minutos. Entonces retoma donde lo dejaste. Continua batiendo hasta terminar de añadir toda la mantequilla y hasta que veas que está cremoso, sedoso, brillante y con cuerpo. Debe parecerse a un helado y hacer ondas cremosas.
Entonces habrás llegado a la parte divertida: Añadir el sabor que quieras. Aquí puedes probar lo que quieras, intentar cosas nuevas…Añade siempre primero la sal y la vainilla, la crema de vainilla es la crema básica, después, tienes total ¡Libertad creativa! Pero añade la vainilla, aunque vayas a añadir otros aromas, siempre,  en primer lugar y después ¡Lo que se te ocurra!
Para dejar la crema en un merengue de vainilla: Añade la sal, y la vainilla: 2 cucharaditas de vainilla en pasta o extracto puro, también puedes añadir las semillas raspadas de una vaina de vainilla.

¿Quieres ver la receta de la nutella casera con más detalle?

Avellenas caramelizadas:

Para caramelizar las avellanas: En una sartén bien limpia pon:

  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 cucharadas de azúcar.

Calienta a fuego medio-fuerte y cuando empiece a derretirse la mezcla, añade las avellanas.

Tuesta, sin dejar de remover. Cuando el azúcar esté doradito y las avellanas ligeramente tostadas, retira del fuego.

Vierte las avellanas sobre una bandeja de horno cubierta con un pedazo de papel de horno y deja que reposen, sobre una rejilla de enfriado, a temperatura ambiente hasta que estén frescas.

Ahora, ponlas donde quieras o comételas.

¡Alerta! Ten cuidado al realizar las diferentes operaciones porque el azúcar quema que flipas.

Preparo dulces porque me pone de buen humor. La mantequilla hace feliz a la niña gorda que fui, así que nunca falta en mi nevera.

Atesoro kilos de harina, azúcar y chocolate y creo que deberían hacer perfume con el olor de la levadura fresca.

CONDICIONES DE USO DE LA WEB

El texto y las imágenes contenidas en este sitio web están protegidas por derechos de autor.

Queda prohibida su reproducción total o parcial sin autorización previa de la autora.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

© 2022 -Mantequilla Lover-

Bizcocho de coco

Bizcocho de coco

Bizcocho de coco

Un bizcocho blanco

Con mucho -mucho, mucho- coco

Bizcocho de coco, receta de bizcocho de coco
bizcocho para tartas
bizcocho de coco

Los bizcochos son mi cosa más-muy favorita que hacer en la cocina.

Son sencillos, que no simples. Es decir, que no hace falta estudiar para hacer buenos bizcochos.

Son una delicia si están bien hechos. Y ponerte con ellos no te roba más de un rato. No manchas mucho. No gastas mucho. Ni te complicas mucho, si no quieres.

Y una vez que te aprendes de carrerilla cuatro cosas, hay un mundo inmenso de bizcochos con los que pasar la tarde…

Este, en concreto, es un bizcocho de coco.

Bizcocho de coco

Este bizcocho es una adaptación de este bizcocho blanco o white cake, que como te conté entonces, me obsesionó durante un tiempo.

Y digo que es una adaptación, porque una vez que reúnas unas cuantas recetas de cabecera, en lo que a bizcochos se refiere, podrás hacer un número infinito de variaciones, sabiendo -porque es tu receta de siempre, la de casa- que va a estar bueno.

Bizcocho de coco

Un bizcocho blanco con mucho -mucho, mucho- coco

¿Que por qué digo que lleva mucho, mucho, mucho coco? Porque en esta receta el coco está por todas partes. Y por eso tanto en el aroma como en el sabor está presente y puedes notar el coco.

Verás en la receta que lleva: aceite de coco como grasa. Yo he mezclado aceite de girasol y aceite de coco, pero puede hacerse sólo con aceite de coco o con manteca de coco -yo lo hice así porque no tenía más aceite de coco…sooo…-.

Los ingredientes líquidos son huevos y leche de coco. Puedes utilizar tanto leche, como nata de coco.

Y, terminas la masa con coco rallado, del tipo que quieras, puedes utilizar copos de coco, coco rallado, coco en láminas… Incluso mezclar varias clases y poner una parte de coco rallado y otra en láminas.

También puedes incrementar la cantidad de coco rallado o en copos que lleva la receta (125 gr.) hasta 250 gr. Como si te da por triturar bien finitos una parte de coco rallado y sustituir con ellos los 50 gr. de harina de arroz, la receta saldría igualmente y habría aún más coco, por todas partes.

BIZCOCHO DE COCO

Bizcocho de coco

BIZCOCHO DE COCO

Ingredientes
  

  • 350 gr. de azúcar blanco
  • 300 gr. de harina de repostería
  • *250 gr. de harina común + 50 gr. de harina de arroz
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 1 cucharadita de sal
  • 5 huevos L a temperatura ambiente aprox. 300 gr. de huevo
  • 60 gr. de aceite de girasol
  • 180 gr. de aceite de coco
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 240 gr. de leche/nata de coco
  • 125 gr. de coco rallado
  • *Opcional: extracto de coco

Elaboración paso a paso
 

  • Precalienta el horno a 180º y prepara el molde. Yo utilicé una bandeja grande, de 50 cm. x 30 cm. *Una bandeja de horno para hacer una plancha de bizcocho.
  • En un bol tamiza y mezcla la harina, la levadura y el bicarbonato, añade la sal y reserva. *Si vas a utilizar coco rallado molido, incorpóralo a la mezcla de ingredientes secos y retira 50 gr. de harina.
  • En el bol de la batidora, con el accesorio pala bate los huevos para mezclarlos un poquito.
  • Añade la vainilla y el azúcar y bate a velocidad ascendente hasta que la mezcla esté muy esponjosa y haya blanqueado, 10 - 12 minutos.
  • Baja la velocidad y añade la mezcla de aceites, despacio y en forma de hilo que caiga sobre la pared del vaso.
  • Retira el vaso de la batidora y mezclando a mano, añade la harina en 2-3 veces, intercalando con la leche de coco. Bate justo hasta que esté incorporada.
  • Mezclando suavemente y con cuidado de no sobrebatir la masa, añade el coco rallado.
  • Hornea durante 25 - 30 minutos a 180º.
  • Una vez que esté listo (cuando al pincharlo con un palito de brocheta el palito salga seco, pero con alguna miguita) deja que enfríe sobre una rejilla antes de desmoldar.

Notas

*Puedes congelar el bizcocho, envuelto en doble capa de film transparente.
*Se conserva hasta 3 días a temperatura ambiente, 1 semana refrigerado y hasta 6 meses congelado.

Este bizcocho de coco tenía un propósito en la vida y tras sobrevivir a la amenaza fantasma, que somos mi novio y yo pegándole pellizcos, se convirtió en tarta de coco.

Que bonitas son las metamorfosis.

Preparo dulces porque me pone de buen humor. La mantequilla hace feliz a la niña gorda que fui, así que nunca falta en mi nevera.

Atesoro kilos de harina, azúcar y chocolate y creo que deberían hacer perfume con el olor de la levadura fresca.

CONDICIONES DE USO DE LA WEB

El texto y las imágenes contenidas en este sitio web están protegidas por derechos de autor.

Queda prohibida su reproducción total o parcial sin autorización previa de la autora.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

© 2022 -Mantequilla Lover-

Swiss merengue Buttercream. SMBC. Crema de mantequilla de merengue. Receta de merengue suizo. Merengue.

Tarta de coco y chocolate blanco

Tarta de coco y chocolate blanco

Bizcocho de coco y chocolate blanco

Con relleno de crema de limón y migas de sugar cookies

Tarta de coco, receta de tarta de coco
Swiss merengue Buttercream. SMBC. Crema de mantequilla de merengue. Receta de merengue suizo. Merengue.
receta de lemon curd, receta de smbc de chocolate blanco, receta de sugar cookies
Tarta de coco y chocolate blanco

¿Pegan el coco, el chocolate blanco y el limón?

Pues no lo sé.

Pero sí sé que las pasteleras golosas tenemos que aprender a equilibrar los sabores para no asesinar con nuestra dulce, dulce afición.

Por eso, como el coco rallado al final queda dulzón y el SMBC de chocolate blanco es muy dulce, una crema de limón, de lima o naranja…pues contribuye a equilibrar los sabores, ya que ácido, amargo y picante equilibran el dulce.

De esa sana intención nace esta combinación, que oye, a mí me ha estado rica.

bizcocho de coco
tarta de chocolate blanco, bizcocho de coco, lemon curd, smbc de chocolate blanco y sugar cookie crumb
tarta con macarons, macarons de vainilla
crema de chocolate blanco, macarons de vainilla

Tarta de coco y chocolate blanco

Un bizcocho de coco y una crema de limón con tropezones de galletas de mantequilla nadando en ella

Esta tarta está hecha para golosos.

La crema de chocolate blanco y las migas de sugar cookies son definitivamente dulces y, si eres de esas personas a las que no les guta el dulce – I don’t know who you are, but I have been told you actually exist- quizás puedas pensar en sustituir las migas por unas migas de galletas de avena o espelta especiadas, unas almendras tostadas en el horno y una crema de mantequilla de limón, una crema de queso…yo que sé…a vuestro gusto….

Es una tarta elaborada, pero que no tienes por que hacer en un sólo día…es más…no la hagas en un sólo día. Puedes empezar con una o dos semanas de antelación (contando con el tiempo real que uno puede dedicar a la repostería) y preparar un par de cosas cada ratito. Lo congelas todo, salvo el lemon curd, y lo sacas y utilizas el día que vayas a montar la tarta.

La tarta puede congelarse una vez montada, es decir, que si la haces el jueves y la sacas el domingo por la mañana, os la coméis por la tarde tan ricamente, tú quedas divino, porque eres un crack y haces unas tartas estupendas, y no te has pasado la noche haciendo tartas como si fueras el duende del cuento. Ese en el que el zapatero recibía ayuda de un duende…

¿Cómo era?…Sí, ese duende que ayudaba al zapatero.

Preparaciones de la tarta de coco:

Bizcocho de coco:

El bizcocho de la tarta es este bizcocho de coco. Una receta muy sencilla, con coco por todas partes, que puedes encontrar aquí.

Si puedes, prepara el bizcocho con antelación y congélalo. No sólo conserva el bizcocho y te quita trabajo el día de montar la tarta, sino que además contribuye a conseguir bizcochos ideales para tartas: más húmedos y más consistentes, con una miga más compacta, que se rompen y se desmigan menos.

Sugar cookie crumb o migas de galleta de mantequilla:

Las sugar cookies son esas galletas que se utilizan, sobre todo, para galletas decoradas o galletas que necesitas que conserven la forma. Son densas y no llevan levadura, por eso conservan la forma en horno.

Además, si llevan un buen saborizante (*Como cualquiera de estos) tienen un sabor delicioso y una textura crujiente.

Estas migas de galleta son producto de esa misma receta (que puedes encontrar aquí pero, que también te dejo un poquito más abajo).

Puedes añadir ralladura de limón a las migas o cualquier otro extracto o especia que te guste.

Se conservan magníficamente congeladas en una bolsa tipo ziploc.

Te diría que no te las comas antes de que lleguen a la tarta, aunque se que es mucho pedir.

Lemon curd o crema de limón:

El relleno de la tarta es de crema de limón. En concreto el lemon curd de Christina Tosi.

Una crema de limón increíblemente sabrosa y divertida de hacer, porque te lías a rallar y exprimir limones, y lo trituras todo y la cocina huele a limón y te quedan limones para un vodka con limón o un gin-tonic y, después del gin-tonic todo te parece mejor. Y lo sabes.

Encuentra todo sobre esta crema aquí.

Swiss merengue buttercream de chocolate blanco:

Escúchame. Esta crema es la vida (para golosos, si no te gusta el dulce, abstente). Pero…si eres goloso…reitero ¡La vida!

Suave, dulce y deliciosa, esta crema sabe a chocolate blanco ¡Y a sueños!

Es una swiss merengue buttercream al que añades unos 150 – 200 gr. de chocolate blanco (por cada 500 gr. de crema). El resultado es super suave y delicioso.

Pero ¡Cuidado! Cuanto más chocolate blanco añadas, menos consistente será la textura de la crema y más necesitarás servirte del frío para poder trabajar con ella.

La crema está en el relleno, en forma de «dique» de contención para la crema de limón y en la cobertura. 

Siempre que utilices rellenos suaves como crema pastelera, inglesa, mermelada o cualquier otra crema frágil y suave, que tenga una consistencia ligera, pónla dentro de un círculo de crema de mantequilla. Te ayudará a no perder ese delicioso relleno cuando pongas la siguiente capa que la «espachurre» y haga que se salga por los bordes.

Si nunca has hecho crema de mantequilla de merengue suizo, aquí tienes un post con todo lo que necesitas saber para preparar swiss merengue buttercream.

Prepararla con antelación no sólo es posible, sino recomendable.

Congela la crema en una bolsa de congelación y antes de utilizarla, déjala a temperatura ambiente unas horas y vuelve a batirla. Volverá a la vida y estará lista para usar.

Ganage de chocolate blanco:

Esta crema es totalmente opcional (es la crema que decora la parte superior de la tarta). Puedes hacer únicamente la crema de mantequilla de merengue suizo y usar sólo esa crema para todo, pero yo la hice, porque soy muy gorda y el chocolate blanco me encanta.

Si quieres prepararla es muy fácil: 100 ml. de nata para montar + 200 gr. de chocolate blanco. Vainilla, sal, y si quieres, una cucharada de mantequilla o de azúcar invertido (*glucosa, azúcar invertido, sirope de maíz…).

Troceas el chocolate en un bol resistente al calor y lo reservas.

En un cacito o en el microondas, calientas la nata hasta que rompa a hervir y la viertes sobre el chocolate. Lo dejas reposar 5 minutos, preferiblemente cubierto, y después con una varilla, comienzas a remover en el centro del bol, hasta que veas que se va formando un remolino en el centro. Continuas hasta que haya emulsionado por completo y listo.

Añades la sal, los saborizantes y la mantequilla y dejas que repose, cubierto con un film pegado directamente sobre la superficie, hasta que esté a temperatura ambiente.

Lo puedes conservar perfectamente congelado durante meses, en una bolsa de congelación.

Macarons de vainilla:

La decoración de la tarta incluye estos macarons de vainilla.

Su relleno es la crema de mantequilla de chocolate blanco (SMBC receta básica + 150 – 200 gr. de chocolate blanco fundido y atemperado) y ganage de chocolate blanco (100 gr. de nata para montar + 200 gr. de chocolate blanco).

Y son ya la floritura final, pero no tienes por qué ponerlo si no eres una persona obsesiva con pocas habilidades de autocontrol Like me!

O, que no tiene hartura, que diría mi madre.

En caso de que quieras añadirlos, aquí tienes la receta completa.

Los macarons también se pueden congelar, tanto sin relleno como una vez terminados, y, evidentemente, no los hice el mismo día, porque por mucho vicio que tengas por estar en la cocina, no da tiempo físico. Con lo que, si los vas a añadir, la recomendación es hacerlo por completo o al menos las conchitas, con antelación. Los congelas y los pones justo antes de presentar la tarta.

TARTA DE COCO Y CHOCOLATE BLANCO

Bizcocho de coco

BIZCOCHO DE COCO

Ingredientes
  

  • 350 gr. de azúcar blanco
  • 300 gr. de harina de repostería
  • *250 gr. de harina común + 50 gr. de harina de arroz
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 1 cucharadita de sal
  • 5 huevos L a temperatura ambiente aprox. 300 gr. de huevo
  • 60 gr. de aceite de girasol
  • 180 gr. de aceite de coco
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 240 gr. de leche/nata de coco
  • 125 gr. de coco rallado
  • *Opcional: extracto de coco

Elaboración paso a paso
 

  • Precalienta el horno a 180º y prepara el molde. Yo utilicé una bandeja grande, de 50 cm. x 30 cm. *Una bandeja de horno para hacer una plancha de bizcocho.
  • En un bol tamiza y mezcla la harina, la levadura y el bicarbonato, añade la sal y reserva. *Si vas a utilizar coco rallado molido, incorpóralo a la mezcla de ingredientes secos y retira 50 gr. de harina.
  • En el bol de la batidora, con el accesorio pala bate los huevos para mezclarlos un poquito.
  • Añade la vainilla y el azúcar y bate a velocidad ascendente hasta que la mezcla esté muy esponjosa y haya blanqueado, 10 - 12 minutos.
  • Baja la velocidad y añade la mezcla de aceites, despacio y en forma de hilo que caiga sobre la pared del vaso.
  • Retira el vaso de la batidora y mezclando a mano, añade la harina en 2-3 veces, intercalando con la leche de coco. Bate justo hasta que esté incorporada.
  • Mezclando suavemente y con cuidado de no sobrebatir la masa, añade el coco rallado.
  • Hornea durante 25 - 30 minutos a 180º.
  • Una vez que esté listo (cuando al pincharlo con un palito de brocheta el palito salga seco, pero con alguna miguita) deja que enfríe sobre una rejilla antes de desmoldar.

Notas

*Puedes congelar el bizcocho, envuelto en doble capa de film transparente.
*Se conserva hasta 3 días a temperatura ambiente, 1 semana refrigerado y hasta 6 meses congelado.

SUGAR COOKIE CRUMB

Migas de galletas de mantequilla

Ingredientes
  

  • 150 gr. de harina de repostería
  • 1 cucharadita de sal
  • 100 gr. de azúcar blanco
  • 1 cucharada de leche desnatada en polvo
  • 130 ml. de mantequilla a temperatura ambiente, cortada en cubitos
  • 15 gr. de vainilla en pasta 1 cucharadita
  • 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 1,25 ml. de extracto de almendra

Elaboración paso a paso
 

  • En un bol amplio o en el bol de la batidora tamiza la harina, mezcla con el azúcar y la sal.
  • Añade la mantequilla cortada en cubos y mezcla hasta que se vuelva grumoso y tenga aspecto de arena gruesa con tropezones.
  • Añade la vainilla, la ralladura y el extracto de almendras.
  • Precalienta el horno a 170 º. Esparce la mezcla sobre una lámina antiadherente tipo *silpat y hornea 12 minutos o hasta que las migas estén ligeramente doradas y crujientes.
  • Reserva en frío hasta el momento de utilizarlo, para evitar que la mantequilla se derrita.
  • Hornea 10-15 minutos a 180º. Cuando estén doraditas, saca del horno la bandeja y deja que enfríe sobre una rejilla.

Notas

Conservación: puedes conservar las migas en una bolsa de congelación o tarro de cristal hasta 1 semana en la nevera y hasta 3 meses congeladas.
Citrus curd. Receta de lemon curd de Christina Tosi. Crema de limón. Lemon curd

LEMON CURD

Receta de “Momofuku Milk Bar”.
DE CHRISTINA TOSI

Ingredientes
  

  • 3 limones *Limones *Limas, naranjas o mandarinas
  • 100 gr. de azúcar blanco
  • 5 huevos M
  • 2 hojas de gelatina
  • 115 gr. de mantequilla muy fría
  • ½ cucharadita de sal

Elaboración paso a paso
 

  • Ralla la piel de los cítricos sin llegar a la parte blanca (debes tener unas 2-3 cucharadas de ralladura)
  • Exprime 80 ml. de zumo de limón (Pesa la cantidad exacta de zumo).
  • En la batidora (procesador de alimentos, el robot que utilices para picar y hacer puré) pon: el azúcar, el zumo recién exprimido y la ralladura. Tritura hasta tener una masa amarilla. El azúcar se disolverá y quedará una papilla ligera.
  • Hidrata la gelatina en agua fría.
  • En un cacito mediano coloca la pasta de limón. Hidrata la gelatina en agua fría.
  • Prepara un bol resistente al calor, con un paño o una esterilla de silicona debajo, para evitar que resbale.
  • Pon los huevos en el bol, y bátelos ligeramente.
  • Pon el cacito a fuego medio-bajo hasta que rompa a hervir (deja listos los huevos, porque la mezcla se calentará muy rápido y entonces no tendrás tiempo).
  • Cuando la mezcla de limón rompa a hervir, retira del fuego y viértela en varias adiciones sobre los huevos, sin dejar de batir. Añade primero una cantidad pequeña e incorpórala con un batidor de varillas (Temperar los huevos: sigue el mismo proceso que cuando preparas crema pastelera o crema inglesa, para evitar que el huevo cuaje por efecto del calor).
  • Cuando hayas incorporado toda la mezcla de limón al huevo y la crema esté lisa devuelve al fuego.
  • Cocina a fuego medio, sin dejar de batir (teniendo cuidado de pasar el batidor por la base del cacito) hasta que alcance entre 71º y 76º. Ten cuidado porque se espesará rápido y si se pasa el huevo cuajará y quedará una crema grumosa.
  • Cuando la crema haya espesado, retira rápidamente del fuego y lleva al bol de tu batidora, con la varilla, comienza a batir a velocidad suave. Escurre muy bien la gelatina e incorpórala inmediatamente.
  • Añade la mantequilla fría en dados y continua batiendo hasta que se enfríe por completo.
  • Reserva la crema refrigerada y, preferiblemente cubierta con film a piel (pegado a la superficie) hasta el momento de utilizarla.

Notas

*Esta crema se puede preparar utilizando cualquier cítrico o una mezcla, a tu gusto.
*Consérvala siempre refrigerada y, mientras esté caliente, cubre siempre la crema con film pegado directamente sobre la superficie para evitar que se forme una película desagradable y reseca, una vez frío ya no habrá riesgo, pero conserva siempre bien cubierto.
*Esta crema no se puede congelar. Puedes conservarla en la nevera hasta 1 semana.
Swiss merengue Buttercream. SMBC. Crema de mantequilla de merengue. Receta de merengue suizo. Merengue.

Swiss merengue buttercream: La receta que yo preparo

Ingredientes
  

  • 300 gr. de clara de huevo a temperatura ambiente
  • 600 gr. de azúcar del tipo que quieras
  • 1/4 de cucharadita de crémor tártaro
  • Una pizca generosa de sal gruesa molida
  • 1-2 cucharaditas de vainilla en pasta o extracto puro de vainilla incoloro * si quieres que el merengue sea totalmente blanco.
  • 300 gr. de mantequilla + 50 o 100 gr. que sólo añades si el merengue no adquiere consistencia con menos mantequilla.

Elaboración paso a paso
 

  • En el bol, bien limpio de cualquier resto de grasa, pon las claras, el azúcar y el crémor tártaro.
  • Mezcla con una varilla para que los ingredientes se mezclen bien y lleva al baño maría a fuego medio-fuerte.
  • Coloca el termómetro de forma que no toque el fondo y remueve suavemente con frecuencia, para que las claras y el azúcar se vayan mezclando.
  • Calienta despacio la mezcla, mientras preparas la batidora con la varilla.
  • Cuando la mezcla alcance los 65º está listo. Hay un tema con la temperatura en función de la receta, el punto exacto es el momento en que el azúcar se haya disuelto por completo en las claras y, al tacto, no se note ningún granito de azúcar. Remueve suavemente y cerciórate con la yema del dedo, de que no quedan restos de granitos de azúcar que no se hayan disuelto. Este punto es importante ya que, si quedan granitos de azúcar sin disolverse, se notarán en la crema.
  • Retira las claras del fuego. Si el agua ha tocado las paredes del bol es posible que se haya cuajado parte de la clara. Si te ha ocurrido, cuela la mezcla en un tamiz finito y lleva a la batidora. Yo cambio de bol en este momento, para enfriar las claras más rápidamente.
  • Comienza a batir a velocidad mínima. Deja que el merengue vaya blanqueando suavemente.
  • Según pierde temperatura la mezcla, ve subiendo paulatinamente la velocidad de la batidora a velocidad media. No hace falta más. Deja que se tome su tiempo, tendrás que batir hasta que la mezcla esté a temperatura ambiente, por lo que no es necesario batir demasiado fuerte desde el principio.
  • Cuando al tocar el bol notes que está prácticamente a temperatura ambiente, sube la velocidad, y ve incrementándola hasta que el merengue se vuelva blanco, brillante y firme.
  • Una vez que el merengue haga picos firmes, y al levantar el batidor mantenga la forma, estará listo. Puedes batir un minuto más o 30 sg. a velocidad máxima, pero después no batas más, puede colapsar (su estructura interna se rompe).
  • Si estás preparando un merengue suizo como crema: añade la sal y el aroma y ¡Está listo!
  • Si vas a utilizarlo sin hornearlo está listo para usar recién hecho, ya que bajará y se quedará seco enseguida. Aún así puede aguantar un par de horas a temperatura ambiente, perfectamente cubierto, pero tendrás que batirlo de nuevo justo antes de utilizarlo.
  • Si vas a preparar una crema de mantequilla: en el momento en el que el merengue está brillante y firme, e importante: a temperatura ambiente (esto es lo más importante) comienza a añadir la mantequilla, que debe estar a la misma temperatura que el merengue, a temperatura ambiente. No en pomada, no demasiado blandita, algo fresca, pero suave y manejable.
  • Añádela en pedacitos o cubitos, incorporando un pedazo cada 10 segundos. Yo lo hago en dos o tres tandas. Añado 1/3 de la mantequilla, dejo que la mezcla se bata a velocidad media 2 o 3 minutos y continuo de la misma manera hasta añadir toda la mantequilla.
  • La crema de mantequilla con base de agua (huevo cocido, almíbar, crema pastelera, muselina o un merengue) es una emulsión imposible entre dos enemigos irreconciliables: grasa y agua. Por eso, no sólo no es infrecuente, sino que es tan frecuente que se corte durante el proceso, que se considera incluso un paso más que ocurre justo antes de montar. Ocurre un 85 % de las veces, aunque hagas cada paso con cuidado y como indica la receta.
  • Por eso, no te preocupes si la crema adquiere un aspecto grumoso y cortado una vez que comienzas a añadir la mantequilla, ya que es parte del proceso, y generalmente, cuanto más cortada parece, más cerca está de montar.
  • Estará perfecta cuando la crema esté lisa, brillante y tenga el aspecto de un helado cremoso.
  • En este momento sube la velocidad y bate 1 minuto más.
  • Si no ocurre, si bates 5 minutos más a velocidad constante y suave y no acaba de cortarse o de montar, añade 50 gr. más de mantequilla (300 gr. + 50 gr. extra), y continua batiendo. Generalmente con esto es suficiente y monta sin problemas, pero, si no lo hiciera, aún te quedan 50 gr. extra en la recámara para emergencias máximas.
  • Una vez que la crema monte y tenga un aspecto suave y cremoso, añade la sal, una pizca generosa, y la vainilla, en pasta o extracto puro incoloro si quieres una crema blanca.
  • Añade siempre la vainilla como sabor básico, y, en este momento, añade los sabores que quieras, porque esta crema admite de todo.
  • Para evitar errores irrecuperables, sea lo que sea lo que añadas, incorpóralo en varias adiciones, bate a velocidad alta tras cada adición.

Notas

Aunque lo hagas todo bien, la crema va a perder algo de volumen al añadirle la mantequilla, pero si se parece a la nata líquida, puede que la mezcla esté demasiado caliente, o que lo estuviese cuando empezaste a añadir la mantequilla. No pasa nada.
Para de añadir mantequilla, y refrigera la mezcla 15 minutos. Entonces retoma donde lo dejaste. Continua batiendo hasta terminar de añadir toda la mantequilla y hasta que veas que está cremoso, sedoso, brillante y con cuerpo. Debe parecerse a un helado y hacer ondas cremosas.
Entonces habrás llegado a la parte divertida: Añadir el sabor que quieras. Aquí puedes probar lo que quieras, intentar cosas nuevas…Añade siempre primero la sal y la vainilla, la crema de vainilla es la crema básica, después, tienes total ¡Libertad creativa! Pero añade la vainilla, aunque vayas a añadir otros aromas, siempre,  en primer lugar y después ¡Lo que se te ocurra!
Para dejar la crema en un merengue de vainilla: Añade la sal, y la vainilla: 2 cucharaditas de vainilla en pasta o extracto puro, también puedes añadir las semillas raspadas de una vaina de vainilla.

Para que la crema sea de chocolate blanco sólo tienes que añadir chocolate blanco derretido y templado (que no esté caliente en el momento de incorporarlo, lo ideal es que esté a 27º, pero no es necesario medir la temperatura para esta preparación.

Preparo dulces porque me pone de buen humor. La mantequilla hace feliz a la niña gorda que fui, así que nunca falta en mi nevera.

Atesoro kilos de harina, azúcar y chocolate y creo que deberían hacer perfume con el olor de la levadura fresca.

CONDICIONES DE USO DE LA WEB

El texto y las imágenes contenidas en este sitio web están protegidas por derechos de autor.

Queda prohibida su reproducción total o parcial sin autorización previa de la autora.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

© 2022 -Mantequilla Lover-

Tarta de calabaza con chocolate

Tartas

Tarta de calabaza con chocolate

Layer cake de calabaza con cobertura de chocolate

Bizcocho de calabaza + Ganache de chocolate negro + Migas de chocolate + Swiss merengue buttercream de chocolate

Tarta de calabaza con chocolate
Tarta de calabaza con chocolate
Tarta de calabaza con chocolate

A mí, si me invitas a tu casa, yo te llevo una tarta.

Que dirás tú: «Que dadivosa».

Puede darte esa impresión. Pero no te lleves a engaño, lo que pasa, es que me gusta hacer tartas y no me puedo comer todas las tartas que preparo.

Esa es la verdad menos instagrameable, menos de cara al público y más de la vida pura y salvaje y del interior de las cabezas. 

En cualquier caso, tú recibes una tarta, piénsalo bebé.

Tarta de calabaza con chocolate
Tarta de calabaza con chocolate
Tarta de calabaza con chocolate
Tarta de calabaza con chocolate

De recibir esta tarta, recibirías 4 jugosas capas de bizcocho de calabaza. Especiado y sabroso.

Es una receta muy sencilla pero a la que le tengo cariñete, porque es de una época en la que me obsesioné con aprender a hacer buenos bizcochos y, entre otros, salió este cake preparado utilizando el método de masa y espuma, en el que montas los huevos con el azúcar y luego haces una deliciosa «mayonesa» dulce, añadiendo el aceite en forma de hilo sin dejar de batir. Así, la espuma que has montado con los huevos y el azúcar, se convierte en una mezcla de agua y grasa, prácticamente indestructible.

Para todos los bizcochos que quieras que sean jugosos y que se mantengan así largo tiempo, esta forma de preparación es genial, porque la base que forman aire, proteínas y grasas del huevo y azúcar, es esponjosas y gozosa.

Tal cual, esta receta te sirve para hacer bizcochos de boniato, manzana, calabacín, zanahoria o chocolate.

Lo demás es chocolate a mansalva.

Y qué te voy a decir yo de ponerle un montón de chocolate a…lo que sea…

-Pues es que está bien-.

Tarta de calabaza con chocolate
Tarta de calabaza con chocolate
Tarta de calabaza con chocolate
Tarta de calabaza con chocolate

Para mayor facilidad, todos los ingredientes se pueden congelar, cambiar u omitir. Esta es una tarta exprés que preparé con todo lo que tenía congelado de otras cosas que había hecho, y esa es la forma de sencillez absoluta: cuando prepares lo que sea, haz el doble y congela la mitad.

Al final del día podrás improvisar una tarta para el cumpleaños de tu vecina, con poco esfuerzo.

Aparecerás allí llevando una tarta. Y tu vecina pensará: «que dadivosa». Mientras, tú -o yo- por dentro pensarás -o pensaremos-: otra tarta que no me tengo que comer, porque no me da la vida ni el elastán de los vaqueros, para comerme todo lo que preparo.

Tarta de calabaza con chocolate
Tarta de calabaza con chocolate
Tarta de calabaza con chocolate

Tarta de calabaza con chocolate

Bizcocho de calabaza + Ganache de chocolate negro + Migas de chocolate + Swiss merengue buttercream de chocolate

Layer cake de calabaza con cobertura de chocolate

Tarta de calabaza con chocolate

Mi bizocho de calabaza

Este bizcocho es producto de una obsesión. Mi obsesión con el bizcocho perfecto, que empezó hace unos años.

Lo he hecho veinte veces. Cada vez lo cambio un poco. Y cada vez está buenísimo.

Pero, por ese trasegar, puedes ver que lleva una mezcla de aceites, un montón de especias diferentes y ralladura + zumo de naranja.

En realidad esto puedes cambiarlo a tu gusto. Pon las especias que a ti te gusten o sustituye la mezcla de aceites por un solo aceite o por mantequilla derretida, el yogur por crema agria o buttermilk. 

Trastea.

Pero no cambies el método. Al montar los huevos estás preparando una base esponjosa, una mezcla hecha de espuma y azúcar, a la que añades aceite. Cremosa y muy suave. Al prepararlo con aceite conseguirás un bizcocho húmedo y suave.

Para preparar un layer cake: Prepara 3 moldes de 18 cm, cubre la base con un disco de papel de horno y enmanteca las paredes. Al poner la masa en los moldes hazlo pesando la masa o utiliza una cuchara de helado, para que cada molde tenga la misma cantidad.

Mi Bizcocho de calabaza

Ingredientes
  

  • 320 gr. de harina integral
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de pumpkin spice*
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 200 gr. de azúcar moreno o panela
  • 150 gr. de azúcar blanco
  • 250 ml. de aceite de girasol
  • 50 ml. de aceite de oliva suave
  • 5 huevos L a temperatura ambiente
  • 15 ml. extracto de vainilla o vainilla en pasta 1 cucharadita
  • 200 gr. de yogur griego + 1/2 cucharadita de ácido cítrico
  • 300 gr. de puré de calabaza
  • La ralladura de 1 naranja
  • 2 cucharadas de zumo de naranja

Elaboración paso a paso
 

  • Precalienta el horno a 175º y prepara los moldes (enmatecados y cubiertos de papel de horno).
  • Pesa mezcla y tamiza juntos: la harina, la levadura, el bicarbonato, las especias y la sal. Reserva.
  • Mezcla el yogur con el ácido cítrico y el zumo de naranja. Deja que repose 10 minutos.
  • En el bol de la batidora pon los huevos y los dos tipos de azúcar y comienza a bate hasta que la mezcla esté muy mullida esponjosa (aprox. 12-15 minutos). La mezcla debe haberse aclarado ligeramente y estar muy cremosa. Añade la vainilla
  • Baja la velocidad de tu batidora al mínimo y comienza a añadir los dos tipos de aceite, despacito, en forma de hilo que cae sobre la pared del vaso. Hazlo en varias adiciones, dejando que la mezcla recupere su aspecto antes de continuar.
  • Aumenta la velocidad y mezcla a aproximadamente 2 minutos más, hasta que la masa se vea esponjosa y mullida.
  • Batiendo a mano, incorpora los ingredientes secos en 2 o 3 veces, mezclando suavemente con una varilla, intercalados con la mezcla de yogur griego.
  • Por último, incorpora el puré de calabaza, mezclando con cuidado de que la masa no pierda mucho aire, pero asegurándote de que queda perfectamente integrado.
  • Rellena los moldes y hornea a 175º 25 minutos. Pincha el bizcocho con un palillo para comprobar que está hecho, debe salir prácticamente seco.
  • Deja que se enfríen sobre una rejilla.

Relleno y cobertura

Los bizcochos de calabaza quedan bien con todo, con crema de mantequilla de queso y un relleno de nueces caramelizadas estaría de muerte.

Con chocolate blanco y migas de leche o de galletas de mantequilla o con chocolate negro, como he hecho yo.

Mi relleno es ganage de chocolate negro y migas de chocolate.

La cobertura que ves es de SMBC de chocolate.

Tarta de boniato. Sweet potato pie recipe. Receta de tarta de boniato. Tarta de boniato y chocolate

GANAGE DE CHOCOLATE Y NARANJA

Ingredientes
  

  • 300 ml. de nata para montar
  • 300 gr. de chocolate
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta
  • 1 cucharada de AVOE
  • *Opcional: la ralladura de una naranja

Elaboración paso a paso
 

  • Trocea el chocolate y ponlo en un bol resistente al calor.
  • Prepara una cacerolita de tamaño medio y calienta en él la nata hasta que rompa a hervir.
  • Retira del fuego y vierte, con cuidado, la nata sobre el chocolate. Deja reposar un par de minutos.
  • Comienza a remover suavemente con una varilla. Comienza removiendo en el centro del bol, haciendo círculos concéntricos, hasta que empiece a formarse un remolino. La mezcla emulsionará mejor si lo haces así (igual que hacían nuestras abuelas con la mayonesa).
  • Ve ampliado los círculos a medida que el remoline crezca y el chocolate se vaya derritiendo.
  • Cuando se haya integrado completamente, añade el aceite de oliva, la vainilla y la sal.
  • Cubre con un trocito de film transparente “a piel”, directamente sobre la superficie de la crema.
  • Deja reposar a temperatura ambiente antes de utilizar, hasta que adquiera una consistencia similar a la de la nutella.

Notas

*Puedes acelerar el proceso, dejando que repose en la nevera. Saca la mezcla cada 20 minutos, para remover y que se enfríe de forma uniforme.
Puedes conservar la crema, en un recipiente hermético o en un tarro de cristal, hasta 1 semana en la nevera y hasta 3 meses congelada.
Tarta de calabaza con chocolate

Migas de chocolate

Adaptada de "Momufuku Milk Bar". Christina Tosi

Ingredientes
  

  • 30 gr. de harina común
  • 30 gr. de harina de avena * Puedes sustituir por harina de repostería, harina de almendra o cualquier fruto seco molido
  • 30 gr. de Dark Brown sugar * Panela
  • 40 gr. de cacao de proceso holandés
  • 1 cucharada de leche desnatada en polvo
  • 55 gr. de mantequilla fundida
  • 1 cucharadita de sal
  • 40 gr. Chips de chocolate

Elaboración paso a paso
 

  • Prepara una bandeja de horno con una lámina silpat o papel de horno.
  • Pre-calienta el horno a 150º
  • Mezcla todos los ingredientes secos. Reserva los chips de chocolate.
  • Añade la mantequilla fundida o en pomada muy blandita y mezcla con las manos, o con la pala.
  • La masa debe quedar grumosa y formando pequeños pegotes.
  • Extiende la masa sobre la bandeja previamente preparada y hornea unos 20 minutos, abriendo el horno ocasionalmente para romper y esparcir la masa.
  • Una vez horneado, saca del horno y deja que se enfríe sobre una rejilla.
  • Cuando esté templado, añade los chips de chocolate, removiendo para mezclarlos bien.

Notas

Puedes conservar las migas en un recipiente hermético hasta 1 semana. Pueden conservarse a temperatura ambiente 3 días, 1 semana en la nevera y hasta 1 mes congeladas.

¿Es la primera vez que vas a preparar Swiss merengue buttercream?

Swiss merengue Buttercream. SMBC. Crema de mantequilla de merengue. Receta de merengue suizo. Merengue.

Swiss merengue buttercream: La receta que yo preparo

Ingredientes
  

  • 300 gr. de clara de huevo a temperatura ambiente
  • 600 gr. de azúcar del tipo que quieras
  • 1/4 de cucharadita de crémor tártaro
  • Una pizca generosa de sal gruesa molida
  • 1-2 cucharaditas de vainilla en pasta o extracto puro de vainilla incoloro * si quieres que el merengue sea totalmente blanco.
  • 300 gr. de mantequilla + 50 o 100 gr. que sólo añades si el merengue no adquiere consistencia con menos mantequilla.

Elaboración paso a paso
 

  • En el bol, bien limpio de cualquier resto de grasa, pon las claras, el azúcar y el crémor tártaro.
  • Mezcla con una varilla para que los ingredientes se mezclen bien y lleva al baño maría a fuego medio-fuerte.
  • Coloca el termómetro de forma que no toque el fondo y remueve suavemente con frecuencia, para que las claras y el azúcar se vayan mezclando.
  • Calienta despacio la mezcla, mientras preparas la batidora con la varilla.
  • Cuando la mezcla alcance los 65º está listo. Hay un tema con la temperatura en función de la receta, el punto exacto es el momento en que el azúcar se haya disuelto por completo en las claras y, al tacto, no se note ningún granito de azúcar. Remueve suavemente y cerciórate con la yema del dedo, de que no quedan restos de granitos de azúcar que no se hayan disuelto. Este punto es importante ya que, si quedan granitos de azúcar sin disolverse, se notarán en la crema.
  • Retira las claras del fuego. Si el agua ha tocado las paredes del bol es posible que se haya cuajado parte de la clara. Si te ha ocurrido, cuela la mezcla en un tamiz finito y lleva a la batidora. Yo cambio de bol en este momento, para enfriar las claras más rápidamente.
  • Comienza a batir a velocidad mínima. Deja que el merengue vaya blanqueando suavemente.
  • Según pierde temperatura la mezcla, ve subiendo paulatinamente la velocidad de la batidora a velocidad media. No hace falta más. Deja que se tome su tiempo, tendrás que batir hasta que la mezcla esté a temperatura ambiente, por lo que no es necesario batir demasiado fuerte desde el principio.
  • Cuando al tocar el bol notes que está prácticamente a temperatura ambiente, sube la velocidad, y ve incrementándola hasta que el merengue se vuelva blanco, brillante y firme.
  • Una vez que el merengue haga picos firmes, y al levantar el batidor mantenga la forma, estará listo. Puedes batir un minuto más o 30 sg. a velocidad máxima, pero después no batas más, puede colapsar (su estructura interna se rompe).
  • Si estás preparando un merengue suizo como crema: añade la sal y el aroma y ¡Está listo!
  • Si vas a utilizarlo sin hornearlo está listo para usar recién hecho, ya que bajará y se quedará seco enseguida. Aún así puede aguantar un par de horas a temperatura ambiente, perfectamente cubierto, pero tendrás que batirlo de nuevo justo antes de utilizarlo.
  • Si vas a preparar una crema de mantequilla: en el momento en el que el merengue está brillante y firme, e importante: a temperatura ambiente (esto es lo más importante) comienza a añadir la mantequilla, que debe estar a la misma temperatura que el merengue, a temperatura ambiente. No en pomada, no demasiado blandita, algo fresca, pero suave y manejable.
  • Añádela en pedacitos o cubitos, incorporando un pedazo cada 10 segundos. Yo lo hago en dos o tres tandas. Añado 1/3 de la mantequilla, dejo que la mezcla se bata a velocidad media 2 o 3 minutos y continuo de la misma manera hasta añadir toda la mantequilla.
  • La crema de mantequilla con base de agua (huevo cocido, almíbar, crema pastelera, muselina o un merengue) es una emulsión imposible entre dos enemigos irreconciliables: grasa y agua. Por eso, no sólo no es infrecuente, sino que es tan frecuente que se corte durante el proceso, que se considera incluso un paso más que ocurre justo antes de montar. Ocurre un 85 % de las veces, aunque hagas cada paso con cuidado y como indica la receta.
  • Por eso, no te preocupes si la crema adquiere un aspecto grumoso y cortado una vez que comienzas a añadir la mantequilla, ya que es parte del proceso, y generalmente, cuanto más cortada parece, más cerca está de montar.
  • Estará perfecta cuando la crema esté lisa, brillante y tenga el aspecto de un helado cremoso.
  • En este momento sube la velocidad y bate 1 minuto más.
  • Si no ocurre, si bates 5 minutos más a velocidad constante y suave y no acaba de cortarse o de montar, añade 50 gr. más de mantequilla (300 gr. + 50 gr. extra), y continua batiendo. Generalmente con esto es suficiente y monta sin problemas, pero, si no lo hiciera, aún te quedan 50 gr. extra en la recámara para emergencias máximas.
  • Una vez que la crema monte y tenga un aspecto suave y cremoso, añade la sal, una pizca generosa, y la vainilla, en pasta o extracto puro incoloro si quieres una crema blanca.
  • Añade siempre la vainilla como sabor básico, y, en este momento, añade los sabores que quieras, porque esta crema admite de todo.
  • Para evitar errores irrecuperables, sea lo que sea lo que añadas, incorpóralo en varias adiciones, bate a velocidad alta tras cada adición.

Notas

Aunque lo hagas todo bien, la crema va a perder algo de volumen al añadirle la mantequilla, pero si se parece a la nata líquida, puede que la mezcla esté demasiado caliente, o que lo estuviese cuando empezaste a añadir la mantequilla. No pasa nada.
Para de añadir mantequilla, y refrigera la mezcla 15 minutos. Entonces retoma donde lo dejaste. Continua batiendo hasta terminar de añadir toda la mantequilla y hasta que veas que está cremoso, sedoso, brillante y con cuerpo. Debe parecerse a un helado y hacer ondas cremosas.
Entonces habrás llegado a la parte divertida: Añadir el sabor que quieras. Aquí puedes probar lo que quieras, intentar cosas nuevas…Añade siempre primero la sal y la vainilla, la crema de vainilla es la crema básica, después, tienes total ¡Libertad creativa! Pero añade la vainilla, aunque vayas a añadir otros aromas, siempre,  en primer lugar y después ¡Lo que se te ocurra!
Para dejar la crema en un merengue de vainilla: Añade la sal, y la vainilla: 2 cucharaditas de vainilla en pasta o extracto puro, también puedes añadir las semillas raspadas de una vaina de vainilla.

Preparo dulces porque me pone de buen humor. La mantequilla hace feliz a la niña gorda que fui, así que nunca falta en mi nevera.

Atesoro kilos de harina, azúcar y chocolate y creo que deberían hacer perfume con el olor de la levadura fresca.

CONDICIONES DE USO DE LA WEB

El texto y las imágenes contenidas en este sitio web están protegidas por derechos de autor.

Queda prohibida su reproducción total o parcial sin autorización previa de la autora.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

© 2021 -Mantequilla Lover-

Tarta de cacahuete y caramelo

Tarta de cacahuete y caramelo

Mini-tartas de cacahuete y caramelo salado

Bizcocho de crema de cacahuete + caramelo blando de cacahuete + migas de cacahuete + crema de caramelo salado y curry

Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo
Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo
Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo
Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo
Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo

Siempre he pensado que las cosas «mini» son inherentemente superiores a todo lo demás, en lo que a «adorabilidad» se refiere.

[Adorabilidad: Adj. (inventado) Que, por su capacidad de provocar que te enternezcas y digas «¡Aaay! que mono», posee la propiedad de ablandar tu corazón de piedra, aunque el sujeto al que se aplica sea feo, torpe o ridículo. Por ext. se aplica a cachorros de toda especie animal, miniaturas de movidas de toda índole y exaltaciones cualesquiera del amor y la amistad.]

Pero las mini-tartas tienen muchas más ventajas.

No sólo son monas.

Porque estas tartas chiquitinas, se transportan mejor y se congelan estupendamente, porque como son pequeñitas pueden ir enteras al congelador.

Además, puedes presentarte en cualquier ocasión con un postrecito que no aç0jon@r@ a tu público, porque es tan pequeño que no tocáis más que a un trocito y…el argumento definitivo: puedes decorar MÁS tartas.

Más de lo mejor. Más sprinkles, más manga pastelera, más drip, más brillos. Más, de todo lo que mola…

Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo
Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo

Por eso, si no lo estás haciendo ya, te propongo mejorar la calidad de tu existencia y probar a hacer mini-tartas.

Estas tartitas están hechas con bizcochos de 5 de cm. -pero con la cobertura fueron quedando cada una de un tamaño, de 7 a 9 cm-.

Son tartas de cacahuete y caramelo y, cuando las hice, me vine arriba y quise preparar un montón de elaboraciones de cacahuete y caramelo, por eso verás que la receta es larga, ya que lleva 2 cremas de relleno, 2 rellenos crujientes y los bizcochos.

Preparé también macarons de cacahuete y caramelo, pero, puedes omitir cualquiera de las elaboraciones y simplificar la cosa todo lo que quieras…

En caso de que quieras preparar todas y cada una de las recetas, quiero decirte que ni de broma preparé esta tarta en un sólo día, sino que me llevó dos tardes, más el día en que monté las tartas, por eso no te recomendaría ponerte con prisa.

Hacer los bizcochos de cacahuete, las migas de avena y cacahuete y la crema de mantequilla y congelarlo todo puede llevarte una tarde, y otra, preparar el caramelo salado y el caramelo blando de cacahuete y conservarlo bien refrigerado o congelado.

Esa misma tarde puedes hacer también los macarons, que también se pueden congelar, tanto rellenos, como sin rellenar.

Macarons. Macarons de cacahuete. Caramelo. Caramelo blando de cacahuete.
Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo
Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo
Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo
Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo
Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo
Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo

Tarta de cacahuete y caramelo

Mini-Tartas de cacahuete y caramelo

Mini-tartas: Cómo preparar tartas pequeñas

Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo

Cuenta la leyenda que las tartas chiquitinas son más difíciles.

¿Por qué? Puede que porque no estamos tan acostrumbrad@s, porque son menos estables o porque, como todo lo pequeño, requiere ser más preciso ya que los pequeños fallos serán grandes, si la superficie de trabajo es una miniatura.

Sin embargo, las mismas reglas que te sirven para hacer tartas de 18 cm. se aplican a tartas de 8 cm., no es más difícil, sólo requieren cuidado y más limpieza.

Te ayudará mucho ser metódic@ y preciso, servirte de los maravillosos efectos del frío y trabajar limpio. Utilizar las cantidades adecuadas y los sprinkles, decoraciones y otros objetos «distractores», serán tus aliados.

Mini-tartas

Qué necesitas:

Preparar mini-tartas no es diferente de hacer tartas grandes. Sólo tienes que adaptar tu planificación, tener un cortador redondo o aro de emplatar del tamaño del que quieras hacer las tartas y servirte del frío para suplir la estabilidad que les falta a estas montañitas de cosas blanditas y suaves, porque, la base es muy pequeñita y son altas, por lo que son inestables.

  • Para los bizcochos: en lugar de hacer dos, tres o cuatro bizcochos, preparas una o dos placas de bizcocho en moldes cuadrados o rectangulares, Christina Tosi style. Es más rápido y ensucias menos, otra ventaja.

De estas placas de bizcocho, que pueden ser del tamaño que quieras, sacas las capas usando el cortador. Mi cortador era de 5 cm.

Si tú prefieres hacer bizcochos individuales, puedes utilizar moldes chiquititos, yo he encontrado estos moldes de bizcocho de 11 cm., la verdad es que más pequeños no los he visto.

Si te decides por probar a hacer una placa grande de bizcocho -que es lo más cómodo- puedes usar aros de emplatar, como estos, para cortar tus discos de bizcocho. 

La única pega de hacer un bizcocho grande, es que no todo el bizcocho queda perfectamente plano y la solución es: En el momento en que saques el bizcocho del horno, presiona con otro molde del mismo tamaño -con la base perfectamente limpia- sobre la superficie del bizcocho aún caliente, aplanando bien y asegurándote de que eliminas barriguitas, bultos y desniveles. Así obtendrás una placa de bizcocho planito por todas partes. 

Te recomiendo envolverlo en film transparente en cuanto esté templado y al congelador, porque soy de la escuela de Bea Roque y esta operación te garantiza bizcochos jugosos, que además se  cortan y trabajan mucho mejor.

  • La base para las tartas: Puedes encontrar bases para tartas tipo oro-plata, tan pequeñas como quieras en tiendas especializadas o cortarlas tú mism@ de una base más grande.

Sí necesitarás alguna base o plato chiquitito, para transportar las tartas, de la nevera al plato giratorio, etc…Yo usé platitos de café, te servirá cualquier plato pequeñito, cuanto más plano, mejor.

Colocar entre la base y el plato un pedacito o disco de esterilla de silicona, te ayudará a que la base no resbale mientras montas la tarta.

  • Para montar la tarta: si no te sientes cómodo/a usando una manga pastelera, una cuchara de helado pequeña también puede ser una buena opción para asegurarte de que aplicas la misma cantidad de crema en cada capa.

Al  montar la tarta es, aún más importante que en tartas grandes, refrigerar después de aplicar cada capa de relleno. También puede ayudarte cubrir los lados de la tarta con crema, según vas añadiendo capas, desde la primera, de forma que al enfriarse, la tarta queda completamente pegada a la base  y será más sólida, para que puedas seguir poniendo más peso y altura sin que se venga abajo.

Deja que reposen 10 minutos en el congelador, después de añadir cada capa. Te ayudará a que estén bien resistentes y podrás trabajar más cómod@.

El frío puede oscurecer el color de la crema, pero como son capas de crema que no se verán, no importa. 

  • Para decorar las tartas: Deja que reposen en el congelador, 1 o 2 horas o toda la noche, y una vez que te pongas con la capa de cobertura es preferible hacerlo de una sola vez, por el cambio de color de la crema. Si vas a cubrirla de migas o sprinkles la crema debe estar a temperatura ambiente, para que se adhieran bien.

Discos de bizcocho mínimos

SMBC DE CARAMELO Y CURRY

mIGAS DE AVENA Y CACAHUETE

CARAMELO BLANDO DE CACAHUETE

Tartas de cacahuete y caramelo

Los ingredientes:

  • El bizcocho: Es de crema de cacahuete. Es un bizcocho preparado con un almíbar como base que haces con azúcar, agua, aceite y bicarbonato. Este método lo vi en un bizcocho de Osvaldo Gross, pastelero argentino y pozo infinito de conocimiento repostero.

Queda muy jugoso, algo que no siempre consigues con los bizcochos de crema de cacahuete, que, o no tienen un sabor demasiado intenso a crema de cacahuate o, si utilizas una receta que crema la mantequilla con la crema de cacahuete ¡Quedan secos! Malditos…Por eso este método me pareció genial. El bizcocho es jugoso y suave.

  • El relleno: caramelo blando de cacahuete y migas de avena y cacahuete.

Y ¿Qué es el caramelo blando de cacahuete? Un caramelo suave, que gelatiniza una vez frío y que lleva tropezones de algo, en este caso, cacahuetes picados.

Las migas son un crumble, de harina de avena, copos de avena y cacahuetes. Se puede comer sólo, a cucharadas, grandes, a poder ser.

  • La cobertura: La crema absoluta = SMBC. Fácil, cómoda y super versátil. En esta ocasión, de caramelo, añadiéndole parte del caramelo salado y un poquito de curry (mezcla de especias, no te compliques) y caramelo salado.
  • El caramelo salado: Es una salsa de caramelo salado, la utilicé para el drip (chorretones in spanish) y para poner aquí y allá, a tu gusto. Es una maravilla de salsa que se conserva, gracias a su inmenso contenido en azúcar, hasta 6 meses congelado. En un tarro de cristal y al congelador. Bienestar infinito.

Algunas de estas recetas son pelín técnicas, por eso te dejo artículos que te pueden ayudar:

TARTA DE CACAHUETE Y CARAMELO

Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo

Bizcocho de mantequilla de cacahuete

Equipment

  • 2 moldes de 15 x 20 cm. rectangulares

Ingredientes
  

  • 250 ml. de agua
  • 300 gr. de azúcar moreno o panela
  • 100 ml. de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 250 gr. de harina común
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de levadura química
  • ½ cucharadita de sal
  • 4 huevos L a temperatura ambiente
  • 10 ml. de extracto de vainilla o vainilla en pasta
  • 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 gr. de mantequilla de cacahuete

Elaboración paso a paso
 

  • Prepara el almíbar: Pon en un cacito (que sea un cacito alto o una cacerolita, porque la mezcla sube) el agua, el azúcar, el aceite y el bicarbonato. Remueve suavemente y cuando espume el bicarbonato remueve bien para disolver la espuma. Calienta la mezcla hasta que rompa a hervir y deja que se cocine unos 20-30 sg. y retira del fuego. No te despistes porque puede empezar a subir y desbordarse. Deja que repose hasta que esté a temperatura ambiente.
  • Precalienta el horno a 175º y prepara tus moldes (enmatecados y cubiertos de papel de horno).
  • Pesa mezcla y tamiza juntos: la harina, la levadura, el bicarbonato restante y la sal. Reserva.
  • En el bol de la batidora comienza a batir juntas la mantequilla, que debe estar bien blandita y la mantequilla de cacahuete. Bate hasta que la mezcla esté lisa, esponjosa y ambas mantequillas se hayan integrado por completo (aprox. 5-10 minutos). La mezcla debe haberse aclarado ligeramente y estar muy cremosa.
  • Baja la velocidad de tu batidora al mínimo y comienza a añadir el almíbar, despacito, en forma de hilo que cae sobre la pared del vaso. Si quieres puedes hacerlo en varias adiciones, dejando que la mezcla recupere su aspecto antes de continuar.
  • *Importante: debe estar fresco, si está caliente derretirá la mantequilla.
  • Añade 1 a 1 los huevos, haciendo lo mismo, dejando que se integre por completo, antes de añadir el siguiente.
  • Añade la vainilla. Aumenta la velocidad y mezcla a aproximadamente 1 minutos más, hasta que la masa se vea esponjosa y mullida.
  • Por último, batiendo a mano, incorpora los ingredientes secos en 2 o 3 veces, mezclando suavemente con una varilla.
  • Rellena los moldes y hornea a 175º 25 minutos. Pincha el bizcocho con un palillo para comprobar que está hecho, debe salir prácticamente seco.
  • Deja que se enfríen sobre una rejilla.
Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo

Migas de avena y cacahuete

Ingredientes
  

  • 80 gr. de harina de avena
  • 190 gr. de cacahuetes molidos
  • 40 gr. de copos de avena suaves
  • 80 gr. de mantequilla
  • 40 gr. de azúcar
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • Opcional: Una pizca de sal y pimienta recién molida con un molinillo para espolvorear en cuanto lo saques del horno

Elaboración paso a paso
 

  • Precalienta el horno a 175º
  • Prepara una bandeja de horno: coloca una lámina de silicona tipo silpat o un pedazo de papel de horno.
  • Muele los cacahuetes en el robot de cocina hasta obtener una harina fina.
  • Pesa, mezcla y tamiza juntos la harina de avena, los cacahuetes molidos y las especias.
  • Añade los copos de avena y mezcla bien. Reserva.
  • En el bol de la batidora, con el accesorio pala, mezcla bien el aceite y el azúcar (si utilizas mantequilla bate hasta que esté esponjosa. Añade la vainilla.
  • Mezclando al mínimo incorpora la mezcla de avena y especias.
  • Extiende la mezcla en la bandeja, rompiéndola con una espátula o con los dedos.
  • Hornea 20 minutos o hasta que las migas estén doraditas. Remueve con cierta frecuencia para que se horneen de manera uniforme.
  • Saca del horno, muele un poco de sal gruesa y pimienta en grano sobre las migas y revuelve para que se mezcle bien.
  • Deja que se enfríen sobre una rejilla.

Notas

Conservación:
Rompe las migas en pedazos y conservarlas en una bolsa para congelar
 
Tarta de cacahuete caramelo, layer cake, recetas de tartas, dulces de cacahuete, caramelo, swiss merengue buttercream de caramelo

Caramelo blando de cacahuete

Adaptada de "El gran Manual del pastelero"

Equipment

  • Una bandeja o una fuente de horno (aprox. 20 x 20 cm.) cubierta con papel de horno.

Ingredientes
  

  • 100 gr. de azúcar
  • 60 gr. de glucosa
  • 130 gr. de nata líquida
  • 70 gr. de mantequilla
  • 150 gr. de cacahuetes fritos/tostados y salados

Elaboración paso a paso
 

  • Tritura los cacahuetes en un procesador de alimentos hasta obtener un picadillo de trozos gruesos (1 o 2 pulsaciones, no más o tendrás harina)
  • Limpia muy bien el cazo antes de empezar.
  • PREPARA UN CARAMELO EN SECO: Pon en el cazo primero el azúcar, a fuego medio fuerte. Las paredes interiores deben estar bien limpias. No remuevas mientras se calienta, hazlo sólo cuando el azúcar empiece a disolverse y se convierta en caramelo. Cuando rompa a hervir, añade la glucosa y mezcla muy bien con las varillas. Con un pincel húmedo limpia las paredes del cazo para evitar que se formen cristales de azúcar y cocina la mezcla hasta los 165º.
  • *Importante: Es muy importante no remover la mezcla.
  • Una vez alcanzada la temperatura, retira del fuego y, con cuidado de no quemarte, incorpora un poco de nata. Burbujeará y el caramelo puede endurecerse. Mezcla hasta incorporar y devuelve a fuego medio, y añade un poco más de nata. Continúa hasta incorporar toda la nata.
  • Añade la mantequilla y cocina la mezcla hasta los 113º- -116º.
  • Retira del fuego y añade los cacahuetes triturados.
  • Vierte la mezcla sobre una bandeja cubierta con papel de horno y deja que se enfríe (preferiblemente en el congelador, al menos 2 horas.

Notas

Sale una placa de unos 20 x 20 y 2 cm. de grosor de cacahuete blando de caramelo, para cortar después discos del tamaño de la tarta. Puedes hacer, con esta misma preparación, directamente os capas de 15 o 18 cm. de caramelo, preparando dos aros de emplatar, forrados con acetato, y poniéndolos sobre una bandeja de horno forrada de papel sulfurizado.
Caramelo salado, receta de caramelo salado, salsa de caramelo

Caramelo salado

Adapatada de "El gran manual del pastelero"

Ingredientes
  

  • 180 gr. de azúcar
  • 40 gr. de glucosa * O 50 gr. más de azúcar
  • 260 gr. de nata para montar 30% de MG
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta *Puedes añadir además otros extractos o más vainilla
  • 1 cucharadita de sal común *Puedes añadir las especias que quieras
  • 100 gr. de mantequilla

Elaboración paso a paso
 

  • PREPARA UN CARAMELO EN SECO:
  • Limpia muy bien el cazo que vayas a utilizar. Prepara una brochita y un bol con agua.
  • Pon el azúcar en el cazo y pasa la brochita bajando cualquier granito de azúcar que se haya quedado pegado a las paredes, que deben estar bien limpias cuando lo lleves al fuego.
  • Pon en el cazo el azúcar a fuego medio-fuerte.
  • No remuevas mientras se calienta, puedes pasar la brochita húmeda limpiando las paredes.
  • Cuando el azúcar empiece a disolverse remueve con una varilla mientras se carameliza. Entonces añade la glucosa y mezcla muy bien con las varillas y cocina hasta los 165º.
  • Retira del fuego.
  • Desglasa con la nata: vierte la nata sobre el caramelo y mezcla con las varillas, burbujeará bastante y puede endurecerse, no te preocupes, al devolver al fuego recuperará su aspecto suave.
  • Devuelve al fuego y cocina hasta los 110º- -116º, removiendo suavemente.
  • Retira del fuego y añade la mantequilla cortada en cubos, ve removiendo con una varilla deshaciendo la mantequilla.
  • Pasa la crema por un colador finito.
  • Añade la vainilla, la sal y los extractos o especias que quieras.
  • Reserva a temperatura ambiente y bien cubierto, preferiblemente a piel hasta que esté frío.

La receta es la de siempre y le das sabor con el caramelo salado, yo añadí unos 200 gr. de salsa de caramelo salado y 2 cucharaditas de curry en polvo (*mezcla de especias, no te compliques).

Swiss merengue Buttercream. SMBC. Crema de mantequilla de merengue. Receta de merengue suizo. Merengue.

Swiss merengue buttercream: La receta que yo preparo

Ingredientes
  

  • 300 gr. de clara de huevo a temperatura ambiente
  • 600 gr. de azúcar del tipo que quieras
  • 1/4 de cucharadita de crémor tártaro
  • Una pizca generosa de sal gruesa molida
  • 1-2 cucharaditas de vainilla en pasta o extracto puro de vainilla incoloro * si quieres que el merengue sea totalmente blanco.
  • 300 gr. de mantequilla + 50 o 100 gr. que sólo añades si el merengue no adquiere consistencia con menos mantequilla.

Elaboración paso a paso
 

  • En el bol, bien limpio de cualquier resto de grasa, pon las claras, el azúcar y el crémor tártaro.
  • Mezcla con una varilla para que los ingredientes se mezclen bien y lleva al baño maría a fuego medio-fuerte.
  • Coloca el termómetro de forma que no toque el fondo y remueve suavemente con frecuencia, para que las claras y el azúcar se vayan mezclando.
  • Calienta despacio la mezcla, mientras preparas la batidora con la varilla.
  • Cuando la mezcla alcance los 65º está listo. Hay un tema con la temperatura en función de la receta, el punto exacto es el momento en que el azúcar se haya disuelto por completo en las claras y, al tacto, no se note ningún granito de azúcar. Remueve suavemente y cerciórate con la yema del dedo, de que no quedan restos de granitos de azúcar que no se hayan disuelto. Este punto es importante ya que, si quedan granitos de azúcar sin disolverse, se notarán en la crema.
  • Retira las claras del fuego. Si el agua ha tocado las paredes del bol es posible que se haya cuajado parte de la clara. Si te ha ocurrido, cuela la mezcla en un tamiz finito y lleva a la batidora. Yo cambio de bol en este momento, para enfriar las claras más rápidamente.
  • Comienza a batir a velocidad mínima. Deja que el merengue vaya blanqueando suavemente.
  • Según pierde temperatura la mezcla, ve subiendo paulatinamente la velocidad de la batidora a velocidad media. No hace falta más. Deja que se tome su tiempo, tendrás que batir hasta que la mezcla esté a temperatura ambiente, por lo que no es necesario batir demasiado fuerte desde el principio.
  • Cuando al tocar el bol notes que está prácticamente a temperatura ambiente, sube la velocidad, y ve incrementándola hasta que el merengue se vuelva blanco, brillante y firme.
  • Una vez que el merengue haga picos firmes, y al levantar el batidor mantenga la forma, estará listo. Puedes batir un minuto más o 30 sg. a velocidad máxima, pero después no batas más, puede colapsar (su estructura interna se rompe).
  • Si estás preparando un merengue suizo como crema: añade la sal y el aroma y ¡Está listo!
  • Si vas a utilizarlo sin hornearlo está listo para usar recién hecho, ya que bajará y se quedará seco enseguida. Aún así puede aguantar un par de horas a temperatura ambiente, perfectamente cubierto, pero tendrás que batirlo de nuevo justo antes de utilizarlo.
  • Si vas a preparar una crema de mantequilla: en el momento en el que el merengue está brillante y firme, e importante: a temperatura ambiente (esto es lo más importante) comienza a añadir la mantequilla, que debe estar a la misma temperatura que el merengue, a temperatura ambiente. No en pomada, no demasiado blandita, algo fresca, pero suave y manejable.
  • Añádela en pedacitos o cubitos, incorporando un pedazo cada 10 segundos. Yo lo hago en dos o tres tandas. Añado 1/3 de la mantequilla, dejo que la mezcla se bata a velocidad media 2 o 3 minutos y continuo de la misma manera hasta añadir toda la mantequilla.
  • La crema de mantequilla con base de agua (huevo cocido, almíbar, crema pastelera, muselina o un merengue) es una emulsión imposible entre dos enemigos irreconciliables: grasa y agua. Por eso, no sólo no es infrecuente, sino que es tan frecuente que se corte durante el proceso, que se considera incluso un paso más que ocurre justo antes de montar. Ocurre un 85 % de las veces, aunque hagas cada paso con cuidado y como indica la receta.
  • Por eso, no te preocupes si la crema adquiere un aspecto grumoso y cortado una vez que comienzas a añadir la mantequilla, ya que es parte del proceso, y generalmente, cuanto más cortada parece, más cerca está de montar.
  • Estará perfecta cuando la crema esté lisa, brillante y tenga el aspecto de un helado cremoso.
  • En este momento sube la velocidad y bate 1 minuto más.
  • Si no ocurre, si bates 5 minutos más a velocidad constante y suave y no acaba de cortarse o de montar, añade 50 gr. más de mantequilla (300 gr. + 50 gr. extra), y continua batiendo. Generalmente con esto es suficiente y monta sin problemas, pero, si no lo hiciera, aún te quedan 50 gr. extra en la recámara para emergencias máximas.
  • Una vez que la crema monte y tenga un aspecto suave y cremoso, añade la sal, una pizca generosa, y la vainilla, en pasta o extracto puro incoloro si quieres una crema blanca.
  • Añade siempre la vainilla como sabor básico, y, en este momento, añade los sabores que quieras, porque esta crema admite de todo.
  • Para evitar errores irrecuperables, sea lo que sea lo que añadas, incorpóralo en varias adiciones, bate a velocidad alta tras cada adición.

Notas

Aunque lo hagas todo bien, la crema va a perder algo de volumen al añadirle la mantequilla, pero si se parece a la nata líquida, puede que la mezcla esté demasiado caliente, o que lo estuviese cuando empezaste a añadir la mantequilla. No pasa nada.
Para de añadir mantequilla, y refrigera la mezcla 15 minutos. Entonces retoma donde lo dejaste. Continua batiendo hasta terminar de añadir toda la mantequilla y hasta que veas que está cremoso, sedoso, brillante y con cuerpo. Debe parecerse a un helado y hacer ondas cremosas.
Entonces habrás llegado a la parte divertida: Añadir el sabor que quieras. Aquí puedes probar lo que quieras, intentar cosas nuevas…Añade siempre primero la sal y la vainilla, la crema de vainilla es la crema básica, después, tienes total ¡Libertad creativa! Pero añade la vainilla, aunque vayas a añadir otros aromas, siempre,  en primer lugar y después ¡Lo que se te ocurra!
Para dejar la crema en un merengue de vainilla: Añade la sal, y la vainilla: 2 cucharaditas de vainilla en pasta o extracto puro, también puedes añadir las semillas raspadas de una vaina de vainilla.

Y con esta inmensidad, te dejo.

Moraleja: haz tartas. Grandes o pequeñas.

Tarta de melocotón y granola de pecanas

Tartas

Tarta de melocotón

Bizcocho de melocotón + granola de pecanas + melocotónes fritos + smbc de chocolate blanco

Tarta de melocotón

Verano, una intensa de la vida y una manga pastelera

Tarta de melocotón. Layer cake de melocotón. Peach cake
Tarta de melocotón. Layer cake de melocotón. Peach cake
Tarta de melocotón. Layer cake de melocotón. Peach cake

Cada verano, la idea de preparar una tarta de melocotón se apodera de mí.

¿Por qué? Pues, porque, desde que hace unos años vi esta tarta de Linda Lomelino en su blog «Call me cupcake,  las tartas de melocotón quedaron grabadas como una fantasía de verano en mi mente.

Creo que es esa fantasía, como siempre lo hacen las películas de intensa de la vida que me monto y me sirven como gasolina, la que empuja a intentar cada cada verano una tarta o un pastel de melocotón.

El primer año lo hice en cuanto vi su tarta. Esa misma tarde de domingo asorrataó por la calor de Madrid, perpetré un incomible bizcocho negro y carbonizado, que ni siquiera subió y yo traté de maquillar con un glaseado de queso chungo.

No hay foto. Las destruí. Pero aquello fue el comienzo de una recursividad veraniega, que me lleva a preparar bizcochos, pasteles y tartas de melocotón todos los años.

Tarta de melocotón. Layer cake de melocotón. Peach cake
Tarta de melocotón. Layer cake de melocotón. Peach cake
Tarta de melocotón. Layer cake de melocotón. Peach cake

Cuando me abcedió el ataque melocotonísmo anual, estuve pensando en una tarta, para poder darle a la manga pastelera, porque me había llegado: ICING ON THE CAKE, el último libro de Tessa Huff, autora de «Layered» y del blog «Styles Sweet Ca«.

Me moría de ganas de empezar a practicar con LAS TARTAS Y CUPCAKES deTessa.

Si le sigues desde hace tiempo, y ya te enamoraste de Layered, habrás podido darte cuenta de como su talento y habilidad con la manga pastelera han tomado fuerte esteroides en su último libro.

Las tartas de este libro, sobre todo las que requieren el uso de manga para hacer flores, formas y dibujos son un sueño.

La evolución de su creatividad y de su habilidad es espectacular. Layered ya me encantó, soy muy de tartas y ese libro es ¡Todo tartas!

Pero, las tartas y cupcakes de Icing on the cake son otro nivel.

¡Dan muchas ganitas de aprender y practicar y hacer flores y ondas y rosetones y  curvas y rectas y chirifluses con pinzas de buttercream!

Que libro tan bonito. Cuanto trabajo hay detrás.

Además, en este libro encontrarás mucho más contenido técnico, recetas de pies, un capítulo entero sobre macarons, tartas de fruta de pâte sucré y masa quebrada…Vamos, que me ha gustado bastante el libro, no sé si te has dado cuenta. y una es de natural fanática, qué le vamos a hacer.

Bien. Aunque, obviamente, no soy Tessa Huff ¡Como me ha molado intentar aprender a hacer cositas con manga!

Y es que, como explica ella misma, la magia de estas tartas, que llevan tiempo, pero no son en absoluto difíciles, es que, una vez hechas, aún con todas las veces que te tuerces, o te vas de baretas o…con todos sus fallos e imperfecciones, en conjunto, quedan muy bonitas, son coloridas y chachis y están llenas de dibujinchis de crema.

Son vistosonas ellas, no puedes fallar.

Tarta de melocotón. Layer cake de melocotón. Peach cake
Tarta de melocotón. Layer cake de melocotón. Buttercream. Icing on the cake

El bizcocho es muy similar a un carrot cake y se prepara más o menos igual.

De la misma forma que puedes preparar bizcochos de calabacín de una forma parecida, rallando finamente la hortaliza, o de manzana con esta misma técnica ¿Por qué no de melocotón? Cualquier fruta que por su consistencia se pueda rallar puede servir. Rallándola.

Como ocurre en el carrot cake la fruta se nota muy poco. El sabor que prevalece es el de las especias que decidas añadirle y es la combinación de las especias y la jugosidad de la fruta la  que define el sabor del bizcocho.

El relleno quedó muy gracioso. Crema de chocolate blanco: Swiss Merengue Buttercream de chocolate blanco -mi más favorita cosa all over the world-, granola de cúrcurma y pecanas, para no dejar fuera el crujiente y melocotones -ligeramente, poco fritos en aceite de oliva. No demasiado cocinados, sólo hasta que se doren las esquinitas y queden suaves.

*Elige melocotones verdes y fríelos con el aceite bien caliente, muy poquito tiempo.

El único tema a tener en cuenta cuando incorporas fruta en un relleno es que la fruta, por su alto contenido en agua, se va degradando rápidamente y puede volverse ácida o macerarse hasta tener un sabor fermentado, de azúcar degradado -de ahí que suela utilizarse en forma de compota, porque el azúcar ayuda a conservarla- por eso, prepara los melocotones el mismo día que vayas a montar la tarta y, si quieres que la tarta dure más de 1 semana o congelarla tranquilamente, para comerla en alguna ocasión más adelante, es mejor que no incluyas la fruta en el relleno o que lo hagas en forma de compota.

Tarta de melocotón. Layer cake de melocotón. Peach cake

Tarta de melocotón y granola de pecanas

Tarta melocotón rellena de crujiente granola de cúrcuma y pecanas, melocotones fritos y crema de mantequilla de merengue de chocolate blanco.

Peach cake

Crema de chocolate blanco

Peach cake

Ingredientes
  

  • 250 gr. de harina común
  • 50 gr. de harina de maíz Corn Starch
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de jengibre molido
  • ½ cucharadita de pimienta de Jamaica
  • ½ cucharadita de pimienta negra
  • 1/8 de cucharadita de nuez moscada
  • Opcional: 1 sobrecito de preparado para té Chai
  • 200 gr. de azúcar moreno
  • 125 gr. de Dark Brown Sugar
  • La ralladura de 1 limón
  • 180 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 80 ml. de aceite de girasol o cualquier aceite neutro
  • 15 gr. de vainilla en pasta 1 cucharadita
  • Opcional: 1 cuchta de extracto Buttery Sweet Dough
  • 5 huevos M
  • 230 gr. de yogur griego 18 % de materia grasa
  • ½ cucharadita de ácido cítrico o de zumo de limón
  • 250 gr. de melocotón fresco finamente rallado y escurrido

Elaboración paso a paso
 

  • Antes de empezar prepara 3 moldes de 15 cm o de 20 cm..: coloca un disco de papel de horno en la base y enmateca el molde con un poquito de margarina o mantequilla.
  • La receta da para hacer hasta 3 bizcochos de 20 cm. y 500 gr. de masa por molde.
  • Pre-calienta el horno a 175º.
  • Pesa, mezcla y tamiza junto: la harina común, la fécula de maíz, la levadura, el bicarbonato, las especias y la sal. Reserva.
  • Mezcla el yogur con el ácido cítrico y deja reposar 10 minutos.
  • En un procesador de alimentos o con un rallador, ralla finamente el melocotón.
  • En el bol de la batidora pon el azúcar junto a la ralladura y con la pala o el accesorio mezclador de tu batidora, bate un par de minutos.
  • Añade la mantequilla y bate, a velocidad ascendente 10 o 12 minutos, hasta que esté muy cremoso, blanco y esponjoso.
  • Despacio, batiendo a velocidad suave, añade el aceite en forma de hilo que cae sobre la pared del vaso, para evitar que salpique.
  • Añade la vainilla y, en caso de que lo utilices, el extracto de masa dulce.
  • Batiendo a velocidad suave ve añadiendo los huevos 1 a 1, preferiblemente pre-batidos. Bate hasta que la mezcla esté suave y cremosa.
  • Retira el bol de la batidora y, a mano, con movimientos lentos, cuidando de no batir en exceso, incorpora la mezcla de harina y especias intercalándola con el yogur. Bate justo hasta que esté incorporado.
  • Añade el melocotón rallado.
  • Pesando a masa, o utilizando una cuchara de helado o una medida de taza, añade la misma cantidad de masa en cada uno de los moldes (yo preparé 3 bizcochos de 300 gr. Sobra masa, yo preparé además un loaf con la masa restante.
  • Hornea 22 minutos a 175 º o hasta que al pinchar los bizcochos con un palillo, salga limpio.
  • Deja que los bizcochos se enfríen sobre una rejilla. Desmolda cuando estén fríos.

Granola de pecanas y cúrcuma

Granola de pecanas

Granola de pecanas y cúrcuma

Ingredientes
  

  • 4 cucharadas de miel o maple syrup
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de zumo de limón o agua
  • 1 cucharada de leche desnatada en polvo
  • 1 pizca generosa de sal
  • 150 gr. de copos de avena grueso
  • 50 gr. de copos de avena los que están semi-picados
  • 30 gr. de Dark Brown Sugar
  • 70 gr. de nueces pecanas u otro fruto seco que te guste
  • Opcional: ½ cucharadita de cúrcuma

Elaboración paso a paso
 

  • Pon una rejilla de horno en la ranura inferior y pre-calienta el horno a 175º.
  • Prepara una bandeja de horno con papel de horno o silpat.
  • En un cacito o recipiente para microondas mezcla y calienta: el aceite, la miel, el zumo de limón y lleva a fuego suave, mientras remueves suavemente con una varilla, hasta que esté bien integrado.
  • En un bol mezcla los copos de avena, las nueces pecanas groseramente picadas, la leche en polvo y el azúcar.
  • Vierte sobre los ingredientes secos y remueve hasta que los copos y las nueces esté perfectamente cubiertos del jarabe.Esparce la mezcla en la bandeja de horno preparada previamente y hornea 20-25 minutos, abriendo ocasionalmente el horno para romper con una espátula la mezcla.
  • Cuando los copos de avena estén dorados, saca la granola del horno y deja que se enfríe sobre una rejilla. Si han quedado pedazos grandes puedes romperla cuando está aún caliente.
  • Una vez frío, conserva en un recipiente hermético o una bolsa para congelar hasta el momento de utilizarla.
  • Puedes congelar la mezcla. Se conservará perfectamente 3-5 días a temperatura ambiente, 7-10 días refrigerada.

Melocotones fritos

Relleno de la tarta

Melocotones fritos

Ingredientes
  

  • 2 melocotones verdes
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 pizca de Dark Brown sugar
  • Sal en escamas

Elaboración paso a paso
 

  • Prepara una sartén amplia y una bandeja de horno con una rejilla para escurrir cubierta de papel de horno.
  • Pela y corta en rodajas de aproximadamente 1 cm. los melocotones. Baña con el zumo de limón recién exprimido y reserva.
  • Calienta el aceite a fuego fuerte hasta que esté bien caliente
  • Dora ligeramente los melocotones a fuego fuerte, hasta que los bordes estén ligeramente dorados, pero sin que la fruta llegué a quedarse demasiado blandita, aproximadamente 1 minuto por cada cada. Deben quedar dorados pero enteros, duritos.Deja enfriar sobre la rejilla, y espolvorea con el azúcar moreno y la sal en escamas.

Notas

La fruta no se conservará firme si la preparas con mucha antelación. Deja esta preparación para hacerla justo antes de montar la tarta, contando con que debe estar completamente fría antes de utilizarla.

Smcb de chocolate blanco

Tarta de melocotón. Layer cake de melocotón. Buttercream. Icing on the cake

Swiss merengue Buttercream de chocolate blanco

Ingredientes
  

  • 250 gr. de clara de huev

Elaboración paso a paso
 

  • Antes de empezar: Limpia el bol de acero inoxidable, el batidor, la varilla de la batidora y un par de espátulas con papel de cocina y zumo de limón para eliminar cualquier resto de grasa.
  • Prepara una cacerola de tamaño medio con agua, y un bol resistente al calor encima. Asegúrate de que el agua no llegue a tocar el bol.
  • Añade las claras de huevo y el azúcar al bol. Ponlo al baño maría y cocina la mezcla, removiendo suavemente hasta que alcance una temperatura de entre 54-60º. *Si no tienes termómetro de azúcar, puedes probar pasando la yema del dedo por la varilla. Si no quedan granitos de azúcar está listo.
  • Mientras se cocina prepara la batidora. Cuando alcance la temperatura indicada, lleva la mezcla al bol de la batidora y pon el accesorio varilla. Comienza a batir a velocidad baja, aumentando la potencia mientras la mezcla se enfría.
  • Bate hasta que haga picos firmes y se vuelva muy grueso y brillante.
  • Cuando la base del bol esté fresca al tacto estará listo (este paso puede llevar un poquito de tiempo, 15 minutos, incluso más.
  • Cuando el merengue esté brillante y liso, con la batidora a velocidad baja, añade la mantequilla, cubito a cubito. Bate hasta que la mezcla esté sedosa y suave.
  • Añade a vainilla y la sal y bate 1 minuto más.
  • Añade el chocolate templado y las especias, bate 3 minutos más.
  • La crema de mantequilla debe quedar sedosa, brillante y espesa, como un helado.
  • Puedes hacer la crema con antelación y guardarla en la nevera o congelarla.
  • Déjala a temperatura ambiente un par de horas y vuelve a batir de nuevo antes de usarla, para que esté cremosa y brillante.
  • La crema se mantendrá perfecta a temperatura ambiente en un recipiente hermético, perfectamente cubierta, o en una bolsa para congelar a temperatura ambiente 1 día, hasta 1 semana en la nevera y hasta 1 mes congelada.
  • Anota la fecha en la bolsa y el sabor antes de congelarla.

Notas

(Si
quieres puedes utilizar claras
pasteurizadas, pero no es
necesario)

Te dejo un paso a paso para hacer crema de mantequilla de merengue aquí

Y si necesitas ayuda para montar la tarta, tienes un tutorial paso a paso en este post.

La crema de decoración es la misma que la crema del relleno, teñida de colores. Si el chocolate blanco deja demasiado suave la crema como para trabajar con la manga puedes: refrigerarla y trabajar rápido o añadirle un poquito más de mantequilla.

Puedes probar este diseño, que es del libro de Tessa que te he comentado con exaltada devoción. Requiere algo de tiempo, pero es más sencillo de lo que puede parecer. Sólo consiste en ir haciendo líneas horizontales con una boquilla de estrella (pequeña) e ir cambiando de color. En el libro está muy bien explicado.

También puedes probar alguna estas otras decoraciones -te dejo enlaces a su blog-, algunas de ellas cuentan con tutoriales (4free & no taxes, con sólo hacer click):

How to make buttercream flowers

-How to make ruffle cake

-How to make a two toned ruffle cake

-How to: Ribbon candy cake

-How to make watercolor cakes

Y hasta aquí el episodio de recursividad melocotonera anual.

¡Disfruta!

Tarta de limón

Tartas

Tarta de limón

Lemon cake: layer cake de limón

Lemon lemon lemon + cookie almond crunchy mix

Bizcocho de limón y AVOE + CITRUS CURD + CRUJIENTE DE ALMENDRA Y GALLETAS + CREMA DE LIMÓN Y DE VAINILLA

Lemon layer cake
Lemon layer cake
Lemon layer cake

Domingo de confinamiento: 

Perennemente en chandal. Viendo reposiciones de Jersey Shore -the best show ever- y contando los perros -que, generalmente van con amo, pero yo sólo llevo la cuenta de los perros- que veo por la ventana.

Escuchando a las palomas y pensando que si llueve ¡Mejor!

Porque, es infinitamente más gustoso estar en casa, cuando fuera hace frío y llueve. Aunque se mojen las palomas. Y los perros y sus amos.

Entre tanto: un layer cake de limón. Relleno de crema inglesa de limón, crujiente de almendra y galleta, crema de mantequilla de vainilla y de limón, macarons de limón y un rato de manga pastelera en mano.

Que fue otra tarde de domingo. De antes.

De antes,  de cuando no sabías. De cuando no medías los metros que te separaban del otro ni contabas los amigos que invitabas a cenar.

Tarta de limón
Macarons de limón
Tarta de limón. Relleno crujiente de almendras, citrus curd y crema de mantequilla de limón
Tarta de limón. Macarons de limón

No sé si tengo un bizcocho favorito -eh, porque soy una gordita y me gustan casi todos- pero al white cake de Molly Yeh, como ya te conté aquí, le tengo una afición especial. Es una receta perfecta para hacer brillar cualquier sabor suave que quieras que destaque y, como ya hice para hacer  este bizcocho de té matcha, esta vez lo utilicé para preparar un bizcocho de limón. Sustituí el aceite de girasol por aceite de oliva virgen extra porque quería que se notase el sabor del AVOE.

Me encantan los bizcochos de limón o de lima y limón.

Coger un limón bien grande y rallar toda la piel, añadirla al azúcar y pegar la cara al bol mientras se bate, para que todo su aroma me llegue al «celebro», tiene la capacidad de parar el tiempo en mi cabeza.

Pero es que, además, cada vez que voy por el lado cítrico de la vida, tengo que preparar inevitablemente el citrus curd de Christina Tosi. La mejor crema de limón que haya probado este cuerpo humano.

Puedes encontrar la receta en su primer libro: Momofuku Milk Bar.

La receta es algo diferente de la clásica, pero en realidad el procedimiento es muy parecido, sólo que Miss Christina no usa sólo el zumo, sino que tritura un montón de ralladura con el zumo que será la base de la crema.

Así que, imagínate la escena: rallando y exprimiendo después un montón de limones, suficientes como para obtener 160 ml. de zumo. Toda la cocina oliendo a limón  -que se te puede perder el zumo que sobre para montarte una happy hour con un gin tonic tan ricamente, oye- para después preparar la pasta de limón más intensa y deliciosa de la historia de las cosas buenas.

No es sólo por la crema. Es, porque cada vez que hago esta crema, me pongo de buen humor. 

El resultado es una crema de limón, a la que los huevos enteros que lleva –algunas recetas retiran las yemas- y la generosa cantidad de mantequilla que le añades al final, le dan el equilibrio perfecto. La acidez del limón, el dulzor y la grasa… te prevengo…llevarán a tu cocina una sustancia super cremosa y altamente adictiva, que espero experimentes en compañía -de un endocrino, concretamente-.

Para el crujiente se me ocurrió enredar con una receta de Crunch del mismo libro y acabé con un crujiente de almendras, con almendras enteras con piel, almendra molida y galletas de vainilla que tenía hechas (puedes usar galletas industriales o las últimas que hayas hecho).

Lo trituras todo, lo horneas sobre una lámina anti-adherente y te alejas de la bandeja cuando salgan del horno, porque esa zona es peligrosa.

Tarta de limón

Para rellenar y cubrir la tarta preparé Swiss merengue buttercream de vainilla y separé 300 gr. para mezclar con una parte de la crema de limón, así tendrás una deliciosa crema de mantequilla de limón sin añadir trabajo extra.

La crema de limón -el citrus curddebe haber reposado antes de utilizarla. Mínimo de 3 a 6 horas en la nevera y preferiblemente toda la noche. Refrigerada y cubierta a piel con film transparente (cubre con el plástico directamente pegado sobre la superficie de la crema), así espesará y se enfriará por completo.

* Yo suelo prepararla la noche anterior.

No se puede congelar pero aguanta bien 3 o 5 días refrigerada en un recipiente hermético. Una vez que esté fría ya no es necesario cubrir a piel, pero es una crema con huevo así que hay que cuidar mucho el tiempo de caducidad y la conservación.

Entonces tendrás tres cremas: la crema de limón, crema de mantequilla de merengue suizo de limón para el relleno y la capa tapamigas y crema de vainilla para la decoración.

Como era una tarta para un cumpleaños especial me propuse aprender a preparar macarons. Son los primeros que he hecho en años, porque tras varios fracasos, pensé que no estábamos hechos para ser amigos.

Pero entonces llegó Bernadette…What? Haz click

Tarta de limón
Macarons de limón

Si tú también quieres preparar macarons para esta tarta, puedes encontrar la receta completa y un tutorial, paso a paso con fotos, aquí.

La receta es exactamente igual, con extracto de limón y colorante amarillo y verde lima.

El relleno es el mismo que el de la tarta: un círculo de crema de mantequilla y citrus curd con crujiente de almendras en el centro.

Tarta de limón

Tarta limón rellena de crujiente de almendra y galletas, la crema inglesa de cítricos de Christina Tosi y crema de mantequilla de merengue de dos sabores: vainilla y limón ¡Y un montón de macarons de limón!

Lemon olive oil cake

Bizcocho de limón y aceite de oliva

Lemon olive oil cake

Ingredientes
  

  • 300 gr. de harina de repostería ó 250 gr. de harina común + 50 gr. de maicena o harina de arroz
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de sal
  • 300 gr. de azúcar blanco
  • La ralladura de 1 limón grande Opcional: La ralladura de 1 lima
  • 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 ml. de aceite de oliva
  • 15 gr. de vainilla en pasta 1 cucharadita
  • Opcional: 1 cucharadita de extracto de princesa o de limón
  • 290 gr. de huevo 5 huevos L
  • 200 gr. de crema agria
  • 1 cucharadita de zumo de limón

Elaboración paso a paso
 

  • Antes de empezar prepara 3 moldes de 10-12 cm., colocando un disco de papel de horno en la base y enmatecando el molde con un poquito de margarina o mantequilla clarificada.
  • Precalienta el horno a 175º.
  • Pesa, mezcla y tamiza junto: la harina la lavadura, el bicarbonato y la sal. Reserva.
  • En el bol de la batidora pon el azúcar junto a la ralladura y con la pala o el accesorio mezclador de tu batidora, bate un par de minutos. La fricción de los granos de azúcar con la ralladura hará que los aceites de la cáscara de cítricos impregne el azúcar, potenciando el sabor a limón.
  • Añade la mantequilla y bate, a velocidad media (ascendente) 10 o 12 minutos, hasta que esté muy cremoso, blanco y esponjoso.
  • Despacio, batiendo a velocidad suave, añade el aceite en forma de hilo que cae sobre la pared del vaso.
  • Añade la vainilla, el zumo de limón y el extracto de princesa.
  • Batiendo a velocidad suave ve añadiendo los huevos 1 a 1 ligeramente pre-batidos. Bate hasta que la mezcla esté lisa antes de añadir el siguiente. Sube la velocidad y bate a velocidad alta 2-3 minutos, hasta que la masa esté muy pálida, mullida y esponjosa-
  • Retira el bol de la batidora y, a mano, con movimientos lentos, cuidando de no batir en exceso, incorpora la mezcla de harina, intercalándola con la crema agría. Bate justo hasta incorporar.
  • Pesando a masa, o utilizando una cuchara de helado o una medida de taza, añade la misma cantidad de masa en cada uno de los moldes (yo preparé 3 bizcochos de 250 gr.)
  • Hornea 22 minutos a 175 º. Deja que los bizcochos se enfríen sobre una rejilla. Desmolda cuando estén fríos.

Citrus curd

El citrus curd de Christina

Receta de “Momofuku Milk Bar” de Christina Tosi

Ingredientes
  

  • 6 limones ó 5 limones y una lima
  • 200 gr. de azúcar blanco
  • 10 huevos M 250 gr.
  • 4 hojas de gelatina
  • 230 gr. de mantequilla muy fría
  • 1 cucharadita de sal

Elaboración paso a paso
 

  • Ralla la piel de los cítricos sin llegar a la parte blanca (debes tener unas 5-6 cucharadas de ralladura)
  • Exprime 160 ml. de zumo de limón (Pesa la cantidad exacta de zumo).
  • En la batidora (procesador de alimentos, el robot que utilices para picar y hacer puré) pon: el azúcar, el zumo recién exprimido y la ralladura. Tritura hasta tener una masa amarilla. El azúcar se disolverá y quedará una papilla ligera.
  • En un cacito mediano coloca la pasta de limón. Hidrata la gelatina en agua fría.
  • Prepara un bol resistente al calor, con un paño o una esterilla de silicona debajo, para evitar que resbale.
  • Pon los huevos en el bol, y bátelos ligeramente.
  • Pon el cacito a fuego medio hasta que rompa a hervir (deja listos los huevos, porque la mezcla se calentará muy rápido y entonces no tendrás tiempo).
  • Cuando la mezcla de limón rompa a hervir, retira del fuego y viértela en varias adiciones sobre los huevos, sin dejar de batir. Añade primero una cantidad pequeña e incorpórala con un batidor de varillas (*Temperar los huevos: sigue el mismo proceso que cuando preparas crema pastelera o crema inglesa, para evitar que el huevo cuaje por efecto del calor).
  • Cuando hayas incorporado toda la mezcla de limón al huevo y la crema esté lisa devuelve al fuego.
  • Cocina a fuego medio, sin dejar de batir (teniendo cuidado de pasar el batidor por la base del cacito) hasta que alcance entre 71º y 76º. Ten cuidado porque se espesará rápido y si se pasa el huevo cuajará y quedará una crema grumosa.
  • Cuando la crema haya espesado, retira rápidamente del fuego y lleva al bol de tu batidora, con la varilla, comienza a batir a velocidad suave. Escurre muy bien la gelatina e incorpórala inmediatamente.
  • Añade la mantequilla fría en dados y continua batiendo hasta que se enfríe por completo.
  • Reserva la crema refrigerada y, preferiblemente cubierta con film a piel (pegado a la superficie) hasta el momento de utilizarla.

Almond cookie crunch

Almond cookie crunch

Ingredientes
  

  • 110 gr. de galletas sugar cookies, galletas saladas…
  • 60 gr. de azúcar
  • 15 gr. de azúcar avainillado
  • Una pizca generosa de sal
  • 20 gr. de leche desnatada en polvo Opcional (se utiliza para aportar cohesión a las migas)
  • 30 gr. de harina de almendras
  • 40-50 gr de almendras crudas y con piel
  • 100-120 gr. de mantequilla muy blandita

Elaboración paso a paso
 

  • Precalienta el horno 140º.
  • Prepara una bandeja de horno cubierta con un silpat o un pedazo de papel de horno.
  • Coloca las galletas en una bolsa para congelar y machácalas groseramente con un rodillo o tritúralas en un procesador de alimentos 1 minuto. Que queden en pedazos del tamaño de un garbanzo, no totalmente trituradas.
  • Pica a cuchillo las almendras, dejando pedazos gruesos.
  • Coloca en un bol todos los ingredientes secos, dejando la mantequilla para el final. Mezcla hasta que todo esté bien combinado.
  • A mano o con una espátula de silicona, mezcla la mantequilla, que debe estar muy blandita, hasta formar una masa con pequeños pegotes de masa de galletas saladas.
  • Distribuye por la bandeja de horno y hornea 15-20 minutos a 140º, hasta que la mezcla esté doradita. Rompe de vez en cuando los pegotes más grandes.
  • Deja que se enfríe por completo en la bandeja, sobre una rejilla.

Notas

Conservación: Conserva el crujiente en un tarro de cristal o bolsa para congelar hasta el momento de utilizarlas. Puedes congelarlas y te durarán hasta 3 meses.

Smcb: Vainilla y limón

SWISS MERENGUE BUTTERCREAM

(Crema base para hacer de vainilla y de limón)

Ingredientes
  

  • 300 gr. de clara de huevo (Si quieres puedes utilizar claras, pero no es necesario)
  • 600 gr. de azúcar blanco
  • 300-350 gr. de mantequilla a temperatura ambiente cortada en cubos
  • 1 cucharadita vainilla en pasta o
  • Extracto puro de vainilla
  • Una pizca de sal

Elaboración paso a paso
 

  • Antes de empezar: Limpia el bol, el batidor, la varilla de la batidora y un par de espátulas con papel de cocina y zumo de limón para eliminar cualquier resto de grasa.
  • Prepara una cacerola de tamaño medio con agua, y un bol resistente al calor encima. Asegúrate de que el agua no llegue a tocar el bol.
  • Añade las claras de huevo y el azúcar al bol. Ponlo al baño maría y cocina la mezcla, removiendo suavemente hasta que alcance una temperatura de entre 54-60º. *Si no tienes termómetro de azúcar, puedes probar pasando la yema del dedo por la varilla. Si no quedan granitos de azúcar está listo.
  • Mientras se cocina prepara la batidora. Cuando alcance la temperatura indicada, lleva la mezcla al bol de la batidora y pon el accesorio varilla. Comienza a batir a velocidad baja, aumentando la potencia mientras la mezcla se enfría.
  • Bate hasta que haga picos firmes y se vuelva muy grueso y brillante.
  • Cuando la base del bol esté fresca al tacto estará listo (este paso puede llevar un poquito de tiempo, 15 minutos, incluso más.
  • Cuando el merengue esté brillante y liso, con la batidora a velocidad baja, añade la mantequilla, cubito a cubito. Bate hasta que la mezcla esté sedosa y suave.
  • Añade a vainilla y la sal y bate 1 minuto más.
  • La crema de mantequilla debe quedar sedosa, brillante y espesa, como un helado.
  • Puedes hacer la crema con antelación y guardarla en la nevera o congelarla.
  • Déjala a temperatura ambiente un par de horas y vuelve a batir de nuevo antes de usarla, para que esté cremosa y brillante.
  • La crema se mantendrá perfecta a temperatura ambiente en un recipiente hermético, perfectamente cubierta, o en una bolsa para congelar a temperatura ambiente 1 día, hasta 1 semana en la nevera y hasta 1 mes congelada.
  • Anota la fecha en la bolsa y el sabor antes de congelarla.

Notas

Para la crema de limón:
300 gr. de swiss merengue buttercream de vainilla
200 gr. de citus curd 
50 - 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
Batiendo a velocidad media constante incorpora la crema de limón (debe haber reposado algunas horas -preferiblemente toda la noche- y estar a temperatura ambiente).
Si la crema de mantequilla queda demasiado ligera puedes añadir un poco más de mantequilla.

Si necesitas ayuda con cómo montar una tarta, tienes un tutorial paso a paso en este post.

Puedes decorar la tarta como quieras. Yo hice dos decoraciones -porque últimamente gusto de tartas más pequeñas, que puedo congelar fácilmente-.

Mi forma de hacerlo es siempre esta.

Y una vez que tengo la capa tapamigas bien fría saco la caja de boquillas y las mangas pasteleras y me pongo a probar cosas. Esta vez quería experimentar con las boquillas de hojas y pétalos de flores y salió esto.

La tarta de rosas la hice con la boquilla 1M de Wilton aproximadamente a las 2 de la mañana.

No es perfecta, la verdad.

Pero nos la comimos igual.

😉

White cake: bizcocho blanco

Receta

White cake: bizcocho blanco

White cake

Cómo conseguir bizcochos y cremas más blancos para teñir de colores

White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.
White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.
White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.
White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.

La física dice que la energía, ni se crea, ni se destruye. Sólo se transforma.

Yo creo que lo mismo pasa con la obsesión. Y, en aquel momento, la obsesión concurrente fue: tartas blancas.

¿Blancas?

Tartas blancas…o no tanto, porque  y una tarta arcoiris como este Rainbow doodle birthday cake de Sweetapolita,  o una en la que necesitas un fondo blanco como la funfetti, donde los sprinkles destaquen, como este Sprinkle cake de Molly Yeh.

Sea cual sea tu propósito, cuando necesitas una tarta blanca, la necesitas tí@.

Y  si además el sabor y la deliciosérrima textura de un sobao pasiego pueden hacerse realidad en tu cocina, la semilla de la obsesión habrá sido plantada: quiero White cake.

White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.
White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.
White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.
White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.

White cake: Bizcocho blanco

Básicos: vainilla sin yema de huevo

White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.
White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.

¿Qué es un white cake?

Un bizcocho de vainilla hecho sólo con clara de huevo, para que sea del color más blanco -o claro- posible.

¿Para qué un bizcocho blanco?

Bien para teñirlo y que los colores queden más brillantes, sin amarillear.

Para tartas blancas: quieres una tarta blanca y ya está.

Para tartas funfetti en las que quieres que los sprinkles se aprecien todo lo posible.

Un bizcocho blanco ¿Es blanco?

El resultado suele ser un color muy clarito, un beige  muy suave.

La parte exterior se tuesta durante el horneado, por lo que, por fuera, es como cualquier otro bizcocho.

Si necesitas que todo sea blanco, blanco, blanco, retira con un cuchillo de sierra los bordes y las partes de arriba y abajo del bizcocho. El interior sí suele quedar muy claro.

Puedes hacer lo mismo si quieres que sólo se vea el color del que lo has teñido.

¿Y si lo quiero blanco, pero blanco nuclear?

Hay estrategias para lograr el tono más blanco posible.

La primera es muy obvia: utiliza sólo ingredientes claros: clara de huevo en lugar de huevos, extracto puro (incoloro) de vainilla, aceite de girasol -o de canola, si lo tienes a tu alcance-.

Tanto para la crema, como para el bizcocho, utilizar una marca de mantequilla que tenga un color lo más claro posible, ayuda.

*Las marcas que tienen en LIDL y en ALDI tienen un tono más claro que la mantequilla de Asturiana o Kerry Gold, no sé por qué pero hay mantequilla más amarillas que otras.

También puedes utilizar shortenning (grasa vegetal, tipo Crisco). Es similar a la margarina, pero no imita la textura, color ni el sabor de la mantequilla. No es muy sano, porque es una grasa hidrogenada -aceites tratados químicamente para que solidifiquen, como la margarina- pero cumple el objetivo.

Y, siempre puedes añadir, tanto a la crema como a la masa del bizcocho, colorante blanco: Gel blanqueador como este white-white gel icing color de Wilton.

¿En que se diferencia de otros bizcochos de vainilla?

En que no lleva yema de huevo. Esta es la diferencia con el yellow cake que lleva, bien sólo yemas, bien más cantidad de yema que de huevos enteros.

¿Hay que tener algo en cuenta al prepararlo o ajustar una receta para preparar un white cake?

Al retirar las yemas de un bizcocho de vainilla, retiras grasa y la textura del bizcocho cambiará. Por eso, aunque la tentación de mantenerte fiel a tu receta de vainilla es fuerte -todos tenemos una, es la nuestra y no queremos dejar algo que nos ha funcionado, pero- tienes que tener en cuenta que necesitarás re-equilibrar la receta para reponer esta grasa que has retirado y sustituido por agua y albumina.

White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.
White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.
White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.
White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.

Hay muchas recetas de White cake por todo el Internet. Yo he probado algunas. Y no te puedo decir que haya encontrado ninguna que no me guste, pero, esta, esta es la receta que no he podido parar de hacer desde que la probé.

La receta es de Molly Yeh, autora del blog «My name is Yeh» Molly on the range , un libro rebonito y presentadora de Girl meets farm.

Yo soy muy fan de Molly, de sus recetas y de su rollo en general-a ver, yo, como otros muchos, porque es famosa que flipas [#iconic], pero, como ocurre con frecuencia en el mester amoroso, uno considera que el amor que siente es único y particularmente genuino-. Entre otras muchas recetas, este bizcocho que ella utiliza para su Tarta Funfetti, es una de las razones de este inusitado amor que le profeso en la distancia y desde el anonimato.

La he hecho de limón, de vainilla y también de otros sabores y colores, como en este bizcocho de té Matcha, en el que, como ves, el color se mantiene bastante bien sin necesidad de colorante.

Para mí, es la receta perfecta. Es un bizcocho denso y jugoso -ni siquiera horneado como plancha de 20 x 15 cm. queda seco- y tiene un sabor delicioso y muy versátil.

La combinación de harina común y maicena (o harina de maíz o arroz) da como resultado una miga estable, densa y resistente pero delicada, suave y húmeda.

Es consistente y así puedes manipularlo sin que se rompa o se desmigue, por lo que es perfecto para hacer tartas con él.

También puedes prepararlo utilizando harina de repostería y da buen resultado, aunque yo prefiero la mezcla, y Molly Yeh, segú su actualización de la receta, también.

Además, la receta de Molly, no sólo utiliza la mantequilla cremada junto al azúcar para conseguir una miga suave y aireada, sino que incorpora una cantidad extra de aceite que hace que el bizcocho sea jugoso, rico y esponjoso. Así, la grasa que retiras al eliminar las yemas, queda deliciosamente compensada.

Yo he adaptado un poquito la receta. He sustituido la leche entera por crema agria  o yogur griego  (+ 1 pizca de ácido cítrico o zumo de limón) y añado  ralladura de limón -salvo que quieras que sea sólo de vainilla o de cualquier otro sabor-.

El resultado es muy parecido a un sobao, un sobao gigante y delicioso que no puedo dejar de hacer.

Así es la obsesión. Permanece, ejerce su acción mientras se degrada, y después, se transforma en otra obsesión.

White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.
White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.

¿Y cómo consigo una crema blanca?

Cremas blancas, para teñir, o no

Pues te diré que la estrategia no es tan distinta de la de la masa:

OTRAS OPCIONES: ACABADOS EN BLANCO SIN CREMA

  • También puede cubrir la tarta con un baño espejo blanco: después de la capa final de crema de mantequilla puedes bañar la crema con una cobertura espejo preparada con chocolate blanco o manteca de cacao que también puedes teñir con un blanqueador.
  • Y, por supuesto, la más obvia de las obviedades: cubrir la tarta con fondant blanco, si necesitas una tarta blanca, para una boda por ejemplo.

*Esta última opción, aunque no esté de moda, te permite conservar la tarta bajo la capa de cobertura de azúcar. Si estás con una tarta de boda, tú y yo sabemos, que llevas días currando y que es posible que la tarta se sirva en uno o dos días, con lo que ¡Ni tan mal!

¿Y si quiero colorinchis?

White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.

Esta es otra de las razones para intentar conseguir una crema o bizcocho blanco: teñirlo sin que el tono amarillo de la yema de huevo o la mantequilla dejen un color anaranjado.

Con una base beige es mucho más fácil conseguir colores vivos.

  • Utiliza para teñir masas y cremas colorantes en gel o en pasta.
  • Añade pequeñas cantidades, poco a poco, hasta conseguir el color que quieres. normalmente con 1/8 de cucharadita ( menos, con la puntita de un palillo) de colorante en gel o pasta puedes conseguir colores vibrantes y muy intensos.

Si quieres ver todas las posibilidades para colorear dulces, en María Lunarillos tienes una variedad increíble y prácticamente cualquier color o tipo de colorante.

White cake. Bizcocho blanco. Receta de white cake. Bizcocho blanco de vainilla.

White cake

Cocina Americana

Ingredientes
  

  • 250 gr. de harina común + 50 gr. de maicena
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de sal
  • 330 gr. de azúcar blanco
  • La ralladura de 1 limón grande
  • 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 60 ml. de aceite de girasol o cualquier aceite neutro
  • 15 gr. de extracto puro de vainilla incoloro o vainilla en pasta (1 cucharadita)
  • Opcional: 1 cucharadita de extracto de princesa
  • 210 gr. de clara de huevo (aproximadamente las claras
  • de 5 huevos M)
  • o 250 gr. de crema agria/ crema fresca o 250 ml. de nata para montar/yogur + ½ cucharadita de ácido cítrico
  • 1 cucharadita de zumo de limón

Elaboración paso a paso
 

  • Pon una rejilla de horno en la ranura inferior y pre-calienta el horno a 175º. Prepara una bandeja de horno con papel de horno o silpat.
  • Pre-calienta el horno a 175º.
  • Pesa, mezcla y tamiza junto: la harina común, la maicena, la levadura, el bicarbonato y la sal. Reserva.
  • Pesa la clara de huevo o desclara los huevos y reserva.
  • En el bol de la batidora pon el azúcar junto a la ralladura y con la pala o el accesorio mezclador de tu batidora, bate un par de minutos. La fricción de los granos de azúcar con la ralladura hará que los aceites de la cáscara de cítricos impregne el azúcar, para aromatizar el bizcocho.
  • Añade la mantequilla y bate, a velocidad media (ascendente) 10 o 12 minutos, hasta que esté muy cremoso, blanco y esponjoso.
  • Añade la vainilla y, si lo vas a añadir, el extracto de princesa.
  • Despacio, batiendo a velocidad suave, añade el aceite en forma de hilo que cae sobre la pared del vaso.
  • Batiendo a velocidad suave ve añadiendo las claras, puedes hacerlo en 2 o 3 adiciones. Bate hasta que la mezcla esté lisa, suave y muy cremosa.
  • Retira el bol de la batidora y, a mano, con movimientos lentos, cuidando de no batir en exceso, incorpora la mezcla de harina, intercalándola con la crema agría. Bate justo hasta incorporar.
  • Pesando a masa, o utilizando una cuchara de helado o una medida de taza, añade la misma cantidad de masa en cada uno de los moldes (yo preparé 3 bizcochos de 250 gr.)
  • Hornea 22 minutos a 175 º. Deja que los bizcochos se enfríen sobre una rejilla. Desmolda cuando estén fríos.

Notas

Puedes utilizar harina de repostería, en lugar de la mezcla de harina común y maicena: 300 gr. de harina de repostería

Puedes encontrar esta receta en el libro de Molly,  Molly on the range y en su blog.

Puedes probar, trastear, usarla para adaptar tu receta de vainilla -la de siempre, la de casa- y si te animas a hacerla como sobao gigante, como yo, cuidado ¡Es fuertemente adicitivo!

Té matcha con chocolate

Receta

Té matcha con chocolate

3 tartas chiquititas y un verano en la ciudad

bizcocho de té matcha + migas de chocolate y crema inglesa de té matcha + ganage de chocolate negro y aceite de oliva

Tarta de chocolate. Tarta de té matcha con chocolate. Té matcha. Chocolate cake.
Tarta de chocolate. Tarta de té matcha con chocolate. Té matcha. Chocolate cake.
Tarta de chocolate. Tarta de té matcha con chocolate. Té matcha. Chocolate cake.

Es curiosa la diferencia entre cómo pueden ser las cosas en un momento y lugar, y nuestra experiencia de ellas.

Nuestro verano madrileño pasa entre todo lo nuevo, y las huellas de lo que hubo.

Ventanas, por las que –Oh!Sorpresa- entra el airecito por las noches. Toda una novedad, porque nuestro piso, antes, estaba edificado directamente sobre la superficie solar.

Gritos y tumultos variados de los visitantes del after que hay al doblar la esquina y que el renovado airecito arrastra consigo. Tan entrañables…

¿Sabías que se sale de fiesta los miércoles? Pues se sale.Se sale.

Las noches van de paseos, con su correspondiente cañita y capítulos de Snowfall.

La tranquilidad.

Sandalias, capítulos viejos de Sex in the city y, a falta de olas,  tercios de coronita y retiros espirituales en mi cocina.

Sin embargo, yo, me paseo por la casa, más tensa que las vacas sagradas que previeron el Tsunami.

Todo está bien.

Hay helado en el congelador. No hay obreros -ni artistas del garrapateo, que van de constructores y son, sin duda, la mejor parte- y los gremblins, muy a su pesar, de momento tienen que cenar a las 9 p.m, y acostarse.

Pero, yo, sigo durmiendo con un ojo abierto.

La calma parece el único capricho que me resulta difícil consentirme.

No me pasa igual con la cerveza ni el chocolate. Afortunadamente.

Tarta de chocolate. Tarta de té matcha con chocolate. Té matcha. Chocolate cake.
Tarta de chocolate. Tarta de té matcha con chocolate. Té matcha. Chocolate cake.

Entre tanto, compré té matcha.

Nunca lo había probado y ¡Me encanta!

Desde luego para beber. En un vaso hasta arriba de hielo -¿Te he hablado sobre mi adicción al hielo? ¿Puedes abusar del hielo? No creo que puedas ¿Puedes? Supongo que un logopeda diría que sí.-Preparado con agua o leche desnatada y una cucharada de panela o edulcorante -si estás como yo, tratando de mantener una relación de mutuo respeto con tu bikini-… ¡Está buenísimo!

Pero, aunque como bebida me haya encantado, no lo compré para eso.

Me moría por experimentar con él haciendo dulces…

Tarta de chocolate. Tarta de té matcha con chocolate. Té matcha. Chocolate cake.
Tarta de chocolate. Tarta de té matcha con chocolate. Té matcha. Chocolate cake.
Matcha curd. Crema inglesa de té matcha

Vistos cientos de miles de dulces de matcha, mientras preparaba otra tarta, pensé que podía probar a hacer un bizcocho de té matcha.

Basándome en la receta del white cake de Molly Yeh, que ha sido de los mejores que he hecho in my life, preparé una plancha de bizcocho de Matcha. Con una buena cucharada de ralladura de limón, el sabor suave a té verde y una miga super húmeda y esponjosa -que salió a la segunda, eso sí- quedó tan rico que me adjudiqué los recortes a dos carrillos, mientras preparaba las tartitas.

Lo demás vino sólo.

Un día libre, una ganage de chocolate y aceite de oliva que preparas en 10 minutos y…

¿Puedes tener suficiente Milk bar en tu vida? Es retórica.

Nop.

El relleno es de migas de chocolate y crema de té verde, #ChristinaTosiinspired, y es una de las cosas más deliciosas que he probado –y no es que me las comiese a cucharadas en un rincón de la cocina, aprovechando un ángulo muerto, ni nada…-

La crema de matcha, que puedes ver en el relleno y el drip -y en el tarrito de la foto-, es un curd o crema inglesa de té matcha. Una crema inglesa, como el lemon curd, preparada unicamente con las claras de huevo, para mantener el color verde más vivo (la yema hubiese amarilleado el color). Es una adaptación del citrus curd del Momofuku Milk Bar, primer libro de mi ídola máxima, porque no existe una forma más maravillosa de preparar citrus curd, que  la de la señorita Tosi.

La receta puede parecerte diferente de la original, pero en realidad el procedimiento es el mismo. Cambiando claras de huevo por los huevos enteros, té matcha preparado, en lugar de zumo de cítricos y algo más de mantequilla, para equilibrar la cantidad de grasa que le has quitado al retirar las yemas.

La receta original de la crema de limón puedes encontrarla en «Momufuku Milk Bar» y es la crema de limón más buena que he probado. No me canso de hacerla. Que maravilla, que rapidez y que sencillo es prepararla y que te quede bien siempre.

Tarta de chocolate. Tarta de té matcha con chocolate. Té matcha. Chocolate cake.
Tarta de chocolate. Tarta de té matcha con chocolate. Té matcha. Chocolate cake.
Tarta de chocolate. Tarta de té matcha con chocolate. Té matcha. Chocolate cake.
Tarta de chocolate. Tarta de té matcha con chocolate. Té matcha. Chocolate cake.

¿Por qué tres tartitas? Porque yo, amiga de las tartas de media tonelada que, no hay h#&vo$, a terminarse, he descubierto recientemente, que las tartas pequeñitas son el bien absoluto.

Porque: puedes decorar más tartas -con esta razón ya sería suficiente-. Puedes congelarlas más cómodamente. Puedes congelar la tarta entera, y, cuando surge esa comida-barbacoa-merendola inesperada, la sacas y listo ¡Ya tienes el postre! Puedes comerte un trocito pequeñito, con mucho menos sentimiento de culpa. Cuando las llevas como postre, la gente no salta a las trincheras asustada por el monstruo de tarta que has llevado y, eliminado el factor miedo, están mucho más dispuestos a comerse un trocito pequeñito, con mucho menos sentimiento de culpa.

Son más monas. Se almacenan, conservan y transportan mejor, y PUEDES DECORAR MÁS TARTAS.

Todo ventajas.

Por supuesto, si es para reunión o evento concreto, en el que creas que una tarta grande es más adecuada, en lugar de utilizar un aro chiquitín, como hice yo, utiliza uno de 15 o 18 cm. y funcionando. También puedes hornear los pisos de la tarta. Con esta cantidad tendrás suficiente para 3 moldes de 18 cm (pesa la masa si decides hacerlo así).

Una tarta grande también es maravillosa. Vamos a ver, es tarta, no puede ser mal.

Tarta de chocolate. Tarta de té matcha con chocolate. Té matcha. Chocolate cake.

Té matcha con chocolate

Tres tartitas de bizcocho de té matcha y limón rellenas de migas de chocolate (oreo en vena) y crema inglesa de té matcha, cubiertas de ganage de chocolate terminado con aceite de oliva, en lugar de mantequilla.

Bizcocho de té matcha

Bizcocho de té matcha

Bizcocho de Té matcha

Ingredientes
  

  • 300 gr. de harina común
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 +1/4 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 45 gr. 3 cucharadas de té matcha en polvo
  • 1 cucharadita de sal
  • 330 gr. de azúcar blanco
  • La ralladura de 1 limón grande aprox. 3 cuchdtas.
  • 130 ml. de aceite de girasol
  • 110 ml. de aceite de oliva virgen
  • 15 gr. de vainilla en pasta 1 cucharadita
  • 5 huevos M
  • 230 ml. de nata para montar +
  • ½ cucharadita de ácido cítrico o 230 gr. de crema agria
  • 1 cucharadita de zumo de limón

Elaboración paso a paso
 

  • Precalienta el horno a 175º.
  • Antes de empezar prepara un molde rectangular de 20 x 30 cm. aproximadamente, unta el molde con un poquito de mantequilla o margarina y forra la base y las paredes con papel de horno.
  • Pesa, mezcla y tamiza junto: la harina común, la fécula de maíz, la levadura, el bicarbonato, el polvo de matcha y la sal. Reserva.
  • Mezcla la nata con el ácido cítrico y deja reposar 10 minutos. Si utilizas crema agria no es necesario.
  • Ralla finamente la piel de limón y exprime el zumo
  • En el bol de la batidora pon el azúcar junto a la ralladura y con la pala o el accesorio mezclador de tu batidora, bate un par de minutos.
  • Añade los huevos y bate, a velocidad ascendente 10 o 12 minutos, hasta que esté muy cremoso, pálido y esponjoso.
  • Despacio, batiendo a velocidad suave, añade el aceite en forma de hilo que cae sobre la pared del vaso, para evitar que salpique.
  • Añade la vainilla y el zumo de limón.
  • Retira el bol de la batidora y, a mano, con movimientos lentos, cuidando de no batir en exceso, incorpora la mezcla de harina y té intercalándola con la crema agria. Bate justo hasta que esté incorporado.
  • Pesando a masa, o utilizando una cuchara de helado o una medida de taza, añade la misma cantidad de masa en cada uno de los moldes (yo preparé una plancha de bizcocho grande, de la que pude sacar 3 tartas de 10 cm. de diámetro de 2- 3 capas cada una).
  • Hornea 22 minutos a 175 º.
  • Deja que los bizcochos se enfríen dentro del molde sobre una rejilla. Desmolda cuando esté completamente frío. Envuelve muy bien con dos capas de film transparente y congélalo. Te resultará más fácil cortarlo y estará mucho más jugoso.

Notas

La receta da para hacer hasta 3 bizcochos de 18 cm. y 500 gr. de masa por molde o una plancha grande de bizcocho, que después puedes cortar con un aro de emplatar o un cortador de galletas redondo.

Matcha curd

Matcha curd. Crema inglesa de té matcha

Matcha curd

Adaptada del citrus curd de Chirstina Tosi, “Momufuku Milk bar”

Ingredientes
  

  • 80 ml. de leche
  • 30 gr. de té matcha en polvo
  • 110 gr. de azúcar blanco
  • 260 gr. de clara de huevo
  • 2 hojas de gelatina
  • 145 gr. de mantequilla muy fría
  • 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
  • ½ cucharadita de sal

Elaboración paso a paso
 

  • Prepara el té: calienta la leche (aprox. 80º) y vierte el polvo de matcha. Mezcla con energía o con una batidora de varillas.
  • Pesa exactamente 80 ml. de té.
  • En vaso o en un cacito profundo, mezcla con la batidora pon: el azúcar y el té.
  • Hidrata la gelatina en agua fría.
  • Prepara un bol resistente al calor, con un paño o una esterilla de silicona debajo, para evitar que resbale.
  • Lleva la mezcla de té y azúcar a fuego medio-bajo.
  • Pon las claras en el bol, y bátelas ligeramente.
  • Calienta la mezcla de té hasta que rompa a hervir (deja listas las claras, porque la mezcla se calentará muy rápido y entonces no tendrás tiempo).
  • Cuando la mezcla de limón rompa a hervir, retira del fuego y viértela en varias adiciones sobre las claras, sin dejar de batir. Añade primero una cantidad pequeña e incorpórala con un batidor de varillas (Temperar las claras: sigue el mismo proceso que cuando preparas crema pastelera o crema inglesa, para evitar que la clara cuaje por efecto del calor).
  • Cuando hayas incorporado toda la mezcla de té al huevo y la crema esté lisa devuelve al fuego.
  • Cocina a fuego medio, sin dejar de batir (teniendo cuidado de pasar el batidor por la base del cacito) hasta que alcance entre 65º. Ten cuidado porque se espesará rápido y si se pasa la clara cuajará y quedará una crema grumosa. La clara cuaja a una temperatura inferior que la yema, por eso las cremas de clara de huevo pueden volverse grumosas antes, no dejes que la mezcla exceda los 65º.
  • Cuando la crema haya espesado, retira rápidamente del fuego. Cuela la mezcla, para retirar cualquier grumito del té o la clara y lleva al bol de tu batidora, con la varilla, comienza a batir a velocidad suave.
  • Escurre muy bien la gelatina e incorpórala inmediatamente.
  • Añade la mantequilla fría en dados y continua batiendo hasta que se enfríe por completo.
  • Reserva la crema refrigerada y, preferiblemente cubierta con film a piel (pegado a la superficie) hasta el momento de utilizarla.
  • Prepara la crema el día anterior, así tendrá tiempo de reposar toda la noche.

Notas

 La crema debe estar completamente fría  y haber reposado para cuajar y adquirir la textura adecuada.
 

Migas de chocolate

Tarta de calabaza con chocolate

Migas de chocolate

Adaptada de "Momufuku Milk Bar". Christina Tosi

Ingredientes
  

  • 30 gr. de harina común
  • 30 gr. de harina de avena * Puedes sustituir por harina de repostería, harina de almendra o cualquier fruto seco molido
  • 30 gr. de Dark Brown sugar * Panela
  • 40 gr. de cacao de proceso holandés
  • 1 cucharada de leche desnatada en polvo
  • 55 gr. de mantequilla fundida
  • 1 cucharadita de sal
  • 40 gr. Chips de chocolate

Elaboración paso a paso
 

  • Prepara una bandeja de horno con una lámina silpat o papel de horno.
  • Pre-calienta el horno a 150º
  • Mezcla todos los ingredientes secos. Reserva los chips de chocolate.
  • Añade la mantequilla fundida o en pomada muy blandita y mezcla con las manos, o con la pala.
  • La masa debe quedar grumosa y formando pequeños pegotes.
  • Extiende la masa sobre la bandeja previamente preparada y hornea unos 20 minutos, abriendo el horno ocasionalmente para romper y esparcir la masa.
  • Una vez horneado, saca del horno y deja que se enfríe sobre una rejilla.
  • Cuando esté templado, añade los chips de chocolate, removiendo para mezclarlos bien.

Notas

Puedes conservar las migas en un recipiente hermético hasta 1 semana. Pueden conservarse a temperatura ambiente 3 días, 1 semana en la nevera y hasta 1 mes congeladas.

Ganage de chocolate y avoe

Tarta de chocolate. Tarta de té matcha con chocolate. Té matcha. Chocolate cake.

Ganaché de chocolate negro y aceite de oliva virgen

Ingredientes
  

  • 500 gr. de nata para montar
  • 500 gr. de chocolate negro
  • 1 cucharadita vainilla en pasta o
  • extracto puro de vainilla
  • 70 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal

Elaboración paso a paso
 

  • Trocea el chocolate y ponlo en un bol resistente al calor.
  • Prepara una cacerolita de tamaño medio y calienta en él la nata hasta que rompa a hervir.
  • Retira del fuego y vierte, con cuidado, la nata sobre el chocolate. Deja reposar un par de minutos.
  • Comienza a remover suavemente con una varilla. Comienza removiendo en el centro del bol, haciendo círculos concéntricos, hasta que empiece a formarse un remolino. La mezcla emulsionará mejor si lo haces así (igual que hacían nuestras abuelas con la mayonesa).
  • Ve ampliado los círculos a medida que el remoline crezca y el chocolate se vaya derritiendo.
  • Cuando se haya integrado completamente, añade el aceite de oliva, la vainilla y la sal.
  • Cubre con un trocito de film transparente “a piel”, directamente sobre la superficie de la crema.
  • Deja reposar a temperatura ambiente antes de utilizar, hasta que adquiera una consistencia similar a la de la nutella.

Notas

*Puedes acelerar el proceso, dejando que repose en la nevera. Saca la mezcla cada 20 minutos, para remover y que se enfríe de forma uniforme.
Puedes conservar la crema, en un recipiente hermético o en un tarro de cristal, hasta 1 semana en la nevera y hasta 3 meses congelada.

Si necesitas ayuda con cómo montar una tarta, tienes un paso a paso con fotos en este post.

Para la tarta preparada al estilo del Milk Bar, necesitarás un  aro de emplatar y un rollo de acetato (puedes ver un poquito cómo se hace en algunas fotos).

Con las demás lo hice, como con cualquier Layer cake.

Si no te apetece recortar lo bizcochos, puedes decorar la plancha de bizcocho tal cual, a modo de sheet cake, y ser feliz, dando paseos, con su correspondiente cañita, escuchando las simpáticas aventuras de los vespertinos visitantes del after, mientras dejas que los gremblins, al menos de momento, se acuesten.