15 Básicos de repostería

15 Básicos sobre ingredientes y utensilios de repostería

+ Algunos blogs y Libros que molan

15 Básicos de repostería

En una cocina de los años 70. En un bajo posterior dos. Un bajo, bajo. A pie de calle. Con dos ventanas con rejas. De las que asoman las cabezas de cantaores en moto, que fuman y venden. Allí volví a hacer dulces. Y fui feliz.

Llené el techo de dulce de leche, hice explotar una olla y aprendí cosas.

Mucho ha llovido, yo he aprendido más y por si acaso, es posible, que tú no llenes el techo de caramelo, te quiero contar cosas que aprendí y algunos básicos para hacer repostería.

15 Básicos de repostería

15 Básicos de repostería

15 [ o más] básicos sobre ingredientes y utensilios de repostería

15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería
15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería

15 Básicos de repostería

Antes de empezar

15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería

¿Tengo todos los ingredientes ?

Comprueba que tienes todos los ingredientes de la receta antes de empezar y que todos están frescos -o al menos potables-. Si preparas la mise en place antes de empezar estarás segur@ de que lo tienes todo.

¿Y SI ME FALTA ALGUNO? En muchos casos puedes hacer una sustitución.

Comprueba antes si la sustitución es posible, si tienes algún ingrediente que pueda ser equivalente y las cantidades y proporciones que tienes que añadir para obtener un resultado parecido.

#7A6C69

La temperatura correcta

Lee la receta completa antes de empezar, por muy fácil que parezca y presta especial atención a las indicaciones sobre temperatura y orden de adición de los ingredientes.

Salvo que la receta indique otra cosa, todos los ingredientes deben estar siempre a temperatura ambiente.

Saca todo lo que necesites de la nevera unas horas antes, no solo la mantequilla, también todos los demás ingredientes frescos: huevos, leche, etc. Añadir un ingrediente frío puede alterar la química de la receta y lo mismo ocurre si está caliente y no debe estarlo.

¿Y si no lo he sacado de la nevera con tiempo?

Qué hacer si no he sacado a tiempo la mantequilla de la nevera antes de hacer un bizcocho

Don´t panic!

Hay formas de acelerar el proceso para que puedas tener los ingredientes rápidamente a la temperatura correcta:

Mantequilla: Si la metes en el microondas, probablemente, se fundirá o se derretirán unas partes y otras no.

Pero, puedes calentar 2-3 minutos en el microondas un recipiente con agua. Mientras trocea la mantequilla. Saca el recipiente de agua y mete la mantequilla troceada, CON EL MICROONDAS APAGADO. Cierra la puerta y espera unos minutos para sacar tu mantequilla ablandada. *Truco es de Sally [Sally´s baking addiction]. Puedes leer su post: Soften butter quickly with this trick.

También puedes cortarla en trocitos pequeños o en láminas, rallarla o ponerla entre dos láminas de papel de horno y aplastarla con un rodillo.

Básicos para iniciarse en repostería

Hay que tener huevos...a temperatura ambiente

Huevos:

Sumergirlos en agua tibia 10 minutos acelera el proceso. Truqui de Bea Roque de «El rincón de Bea», altamente recomendable para templar los huevos.

El truco del microondas también puede servirte para leche o yogur, siempre con al microondas apagado.

Para enfriar rápidamente te sirve el procedimiento inverso: un baño frío (agua con hielo), un recipiente helado o what the hell: al congelador unos minutos.

sigue las indicaciones sobre temperatura y orden de adición.

15 Básicos de repostería
Básicos para iniciarse en repostería
15 Básicos de repostería

SUSTITUYENDO DE INGREDIENTES:

Impulsores para repostería

Busca la EQUIVALENCIA (QUÍMICA)

En muchas ocasiones es posible cambiar un ingrediente por otro, pero en muchos de estos casos hay que ajustar las cantidades o hacer un equivalente casero, mezclando otros ingredientes similares.

Los ingredientes intercambiables son los que son químicamente equivalentes o que pueden, mediante una mezcla de parte de uno y parte de otro, producir un resultado similar en la receta.

Por ejemplo, puedes sustituir parte del azúcar de una receta por miel, sirope de maíz o por glucosa aplicando una proporción de 1 por  3/4. ¿Por qué 3/4 ? Porque sustituyes azúcar granulado por azúcar invertido. Su poder endulzante es mayor, por eso has de ajustarlo retirando una parte. 

Lo mismo ocurre al cambiar aceite por mantequilla sustituye 3/4 de aceite por cada parte de mantequilla a sustituir. ¿Por qué? Porque el aceite es grasa pura y la mantequilla no, ya que contiene un porcentaje de agua, por eso no sustituyas 1 a 1.

En otras ocasiones puedes preparar una aproximación casera del ingrediente que necesitas, como con el buttermilk o la crema agria.

Puedes sustituir ingredientes por otros que, por su composición, produzcaN efectos similares en la receta.

BÁSICOS DE REPOSTERÍA

LA IMPRESCINDIBLE VAINILLA

Extracto de vainilla casero

Vainilla: extracto, en pasta, vainas o en polvo

¿Cuál compro?

La vainilla es una obsesión para mí. Es un ingrediente básico que, como habrás visto ¡Está carísima!  Sin embargo la necesitas en tu despensa repostera.

Extracto de vainilla casero. Cómo hacer extracto de vainilla casero

El extracto de vainilla natural es una infusión de vainas de vainilla en alcohol. También puedes encontrar un aromatizantes químicos, de los extractos transparentes de calidad a cualquier mezcla chunga que puedas comprar en el super.

Entre los extractos: los mejores, para mí, son este de Nielsen Massey y este, de Lorann . 

El extracto de vainilla (incoloro) de Wilton, además de que, aunque químico, tiene un aroma muy rico, es más baratito y, si no quieres que aporte ningún color a tu receta es perfecto. Aunque no sea aroma natural, para mí es muy agradable y económico.

Hay más marcas y también puedes preparar extracto de vainilla casero, como te cuento aquí.

Cómo hacer extracto de vainilla casero

La vainilla en pasta es el derivado más chulo de este maravilloso ingrediente, porque contiene también semillas -que se verán en tus dulces- y porque las pastas de calidad son un concentrado natural, con un intenso -y delicioso- sabor a vainilla.

Hace algunos años la pasta de vainilla Nielsen Massey era mi indispensable absoluto, pero la subida que ha habido en el precio de sus productos ha sido increíble. Aún así es un producto de capricho de muy buena calidad -yo he dejado de comprarla por lo prohibitivo de su precio pero te diré que, como soy una loca acumuladora tengo un par de tarros en el congelador que, en un epifanía navideña compré y custodio como si fueran un tesoro-.

Esta subida de los precios provocó desencanto con la marca –creo yo, no he hecho ningún estudio sociológico, pero es mi sensación- y la pasta de vainilla Eurovainille llegó a ocupar la vacante en nuestras despensas pasteleras.

No es barata, porque la vainilla no lo es, pero es de muy buena calidad y su precio la hace más accesible. Tienen además una gama bastante amplia de productos de vainilla.

Para tener algo -de batalla- que duela menos gastar, yo utilizo también pasta de vainilla Sosa o Home Chef. Es una pasta que lleva mucho azúcar, pero es más económica y aporta buen sabor. 

*Te dejo los enlaces a la tienda María Lunarillos , porque es donde yo la compro ultimamente ¿Por qué? Por su variedad, rapidez en las entregas y atención al cliente.

El productazo fino son las vainas de vainilla.

Hace algunos años en Casa Ruíz podías comprar unas vainas excelentes a un precio accesible. Aún puedes, pero también se han encarecido mucho. Con todo, si necesitas vainas de calidad buscarlas en tiendas a granel de calidad, como Casa Ruíz es una buena opción.

Puedes comprarlas en plan capricho y usarlas para helado de vainilla o cremas en las que el sabor a vainilla sea el gran protagonista. 

*Nunca las compres en el super. Esas ramas secas son de muy poca calidad y tampoco con baratas.

Si no sabes dónde comprar puedes buscar on-line o decantarte por lo seguro y comprar las vainas de Eurovainille.

En Casa Ruíz, también puedes encontrar vainilla en polvo. Su aroma es más seco, pero en masas de bollería, quebrada o azucarada, galletas o bizcochos, aporta un sabor delicioso ¡Y verás las semillas!

Además de sal de vainilla que no sólo suele utilizarse en dulces como helados, sino también en carnes.

Si decides invertir en una buena vainilla -lo cual te recomiendo- consérvala siempre en un lugar fresco, seco y protegida de la luz directa. No la congeles ni la refrigeres, porque se humedecerán.

Extracto de vainilla casero. Cómo hacer extracto de vainilla casero.

Extracto de vainilla casero

¿Cómo lo hago?

Hacer tu propio extracto de vainilla no sólo es facilísimo, sino que es otra forma de aprovechar las vainas de vainilla que ya has utilizado.

Aunque es preferible hacerlo con vainas nuevas y de calidad, yo primero las utilizo para lo que sea y después las «reciclo» para el tarrito perenne de extracto que escondo en el fondo del armario de mi cocina. Para hacerlo sólo tienes que infusionar vainas de vainilla en alcohol de alta graduación, ya que el extracto no es más que una infusión en alcohol, que se deja macerar.

Lo ideal es utilizar vainas de vainilla de buena calidad y destinarlas a la preparación del extracto. Sin embargo, yo personalmente, utilizo también las vainas a las que ya he raspado las semillas, porque me duele el riñón cuando uso vainas de vainilla. Las lavo muy bien, las seco completamente con un papel de cocina y las añado al extracto.

Extracto de vainilla casero

Sólo necesitarás uno o varios tarros de cristal, alcohol de alta graduación -preferiblemente vodka o ginebra-. El barato es perfecto, porque suele tener una graduación muy alta y a penas sabor, y unas cuantas vainas de vainilla.

*Unas 3-5 vainas para 200-300 ml. de alcohol.

Si vas a usar vainas nuevas, ábrelas a la mitad, ponlas en la botella y añade el alcohol. Agita bien y guarda el bote en un lugar fresco, seco y protegido de la luz. Deja que macere al menos 2 meses, agitando de vez en cuando.

Yo lo hago así: tengo un tarro eterno, de cristal, cubierto con papel de estraza, lleno de extracto, que de vez en cuando relleno con nuevas vainas y más alcohol.

Utilizo este extracto en los tarritos de pasta de vainilla que se me terminan, para que cualquier resto que quede, se disuelva en el extracto casero, así rebaño la pasta y enriquezco el sabor del extracto casero. De vez en cuando, si estás rumbos@, puedes añadir alguna vaina nueva, para darle vidilla.

15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería
15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería
15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería

Utensilios básicos de repostería

¿qué necesito?

Utensilios básicos

15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería
15 Básicos de repostería
15 Básicos de repostería

Esta lista puede ser tan breve o extensa como tú quieras. Desde el Corte inglés  a Amazon, tiendas especializadas o el bazar de tu barrio, por una cantidad de dinero razonable puedes conseguir lo básico, e ir ampliando tu arsenal con el tiempo.

Boles y cazos:

Es recomendable que reserves los cacharros para repostería, al menos algunos, sólo para repostería ¿Por qué? Para evitar la mezcla de sabores. Si tienes un cazo en el que fríes pimientos y luego haces una crema pastelera…pues…

No necesitas muchos y hay cosas que puedes utilizar indistintamente, pero reserva algunos recipientes, cazos o cuencos para las preparaciones más delicadas de repostería.

Si puedes, intenta utilizar el utensilio que más se ajuste al que indica la receta, hazlo, ya que a veces las cosas salen mal porque el aparato, chisme o cacharro en cuestión, no te permite realizar la elaboración como ha de hacerse.

Para el merengue, mejor usa boles de cristal o de metal. 

No utilices recipientes que no sean resistentes al calor o a los cambios de temperatura, sobre todo para elaboraciones en caliente, como almíbares y caramelos que pueden alcanzar temperaturas de hasta 150º.

¿Qué básicos necesitas para empezar con la repostería?

  • Cuencos de acero inoxidable: Es muy útil tener varios, de diferentes tamaños. Ten algunos con bordes altos y otros con la base de silicona, son perfectos para cremas en las que viertes con una mano y bates con la otra.
  • Cuencos de cristal o cerámica  de varios tamaños y con el fondo grueso ¡Cuidado con el peso! Algunos pesan mucho.
  • Una báscula digital.
  • Tazas y cucharas medidoras.
  • Tazas medidoras para líquidos (las jarritas con las medidas estandarizadas). Son muy útiles pero, además, si haces recetas americanas que expresan las medidas en volumen, no tendrás que hacer la conversión y podrás medir directamente.
  • Uno o dos tamizadores, de diferente grosor. Uno grueso para las harinas y uno fino para las cremas.
  • Puede ser útil un bol refractario para baño maría  (los que se insertan perfectamente en cazos y se sujetan con un gancho, o incluso el cazo para baño maría, que lleva un espacio para el agua caliente y que no salpique nada).
  • Varillas de metal.
  • Espátulas (o lenguas) de silicona.
  • Espátulas de metal de varios tamaños y formas. 
  • Algunas cucharas de madera.

Las varillas para montar, cuanto más amplias y abombadas mejor. Las espátulas de silicona mejor si son de una sola pieza, sino, al limpiarlas hay que retirar la pieza extraíble y limpiarla bien.

  • Ralladores, peladores y alguna puntilla no te irán mal.
  • Un mortero, para moler especias.
  • Cucharas de helado, para dosificar la masa y rellenar cápsulas de cupcakes y muffins o para medir con ellas la masa o el relleno que añades.
  • Un termómetro de azúcar y ya, muy pro, uno electrónico.
  • Una batidora eléctrica que tenga un accesorio para varillas y ganchos para mezclar: No tiene que ser de pie. Las de LIDl son de mano, van genial y son prácticamente irrompibles, además de económicas.

En LIDl  tienes ofertas de productos para ir surtiendo tu cocina repostera sin arruinarte.

Básicos de repostería

Peso y medidas en repostería

En repostería, las medidas, siempre deben ser exactas:

Pesa todos los ingredientes

Las medidas siempre deben ser exactas. La mejor forma de medirlas es con una báscula digital

Para las cantidades pequeñas puedes usar tazas o cucharas medidoras. Las medidas de estas cucharas son medidas estandarizadas, con equivalencia en gramos. Cuando compres cucharas y  tazas medidoras, comprueba que se corresponden  con las medidas que indican.

Cucharadas y tazas siempre se añaden rasas. Con el azúcar moreno has de apretar la medida para medirlo con exactitud y ¡Cuidado con los líquidos! Es más difícil medirlos por volumen. Pesa siempre que te sea posible, es la forma más exacta de hacerlo.

15 Básicos de repostería

¿Cómo puedo saber si mis tazas y cucharas medidoras miden con exactitud?

Anna Olson, en su libro «Repostería con Anna», explica una forma de comprobar que tus tazas medidoras miden con exactitud:

Coloca un bol vacío sobre la báscula de cocina y llena la taza de medida o cuchara con agua, vierte el contenido en el bol y comprueba que se corresponde con el peso que indica, puedes usar una tabla de equivalencias.

Puedes encontrar tablas de equivalencias y conversores para todas las medidas en Internet.

Los libros de repostería de Bea Roque ¡Todos vienen con su tabla de equivalencias!

15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería

Los ingredientes secos:

Pesa, mezcla y tamiza ¡siempre!

Tamiza siempre los ingredientes secos. Pesa juntos, directamente sobre el bol o sobre un papel de horno y en el tamizador los ingredientes secos y pasa por el tamiz el número de veces que indique la receta. Normalmente, si no dice otra cosa, se tamiza sólo una vez. 

HAY EXCEPCIONES: Chefs como Christina Tosi explican que no son muy del rollo de tamizar siempre, porque le parece una pérdida de tiempo. 

Yo sí lo hago, porque ayuda a mezclar perfectamente la parte seca y evita grumos de harina o cacao.

15 Básicos de repostería

Manga pastelera:

A mí, la manga pastelera me daba miedo. Luego me cabreaba. Ahora ¡Tengo un vicio!

Si decides lanzarte a hacer cupcakes o tartas, macarons, galletas decoradas…necesitarás familiarizarte con ellas.

La oferta de boquillas es inmensa. No necesitas muchas al principio, un pequeño kit como este de Wilton puede ser genial para empezar.

Hay mangas pasteleras desechables y reutilizables.

Pero, elijas las que elijas, hay un primer paso que puede ser una movida: sujetar la manga con una mano y rebañar un bol con otra. Por eso…

Rellenar la manga pastelera:

Sobre todo al principio, la manga es una movida. No te apañas, la lías, manchas toda la cocina y al final te queda un churro.

Por eso, como si no practicas, difícilmente aprendes, este pequeño truquillo, al menos, alivia el primer paso, rellenar la manga:

Para rellenar una manga, usa un vaso alto, como en la foto. Engancha la manga, ya preparada, con la boquilla ya puesta, y sujétala en los bordes del vaso.

¡Listo! Manos libres, manga fija y a rellenar tranquilamente.

15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería

manga pastelera:

MANGAS:

Puedes encontrar mangas de toda clase, te dejo los enlaces:

BOQUILLAS Y MANGAS:

15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería
15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería

Básicos de repostería

Moldes y horneado

15 Básicos de repostería
15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería

Prepara siempre los moldes

Prepara los moldes siempre: Desde lo más sencillo, como enmantecar o rociar el molde con spray desmoldante, a forrar por completo con papel de horno y dejar 2-3 cm. por encima del borde del molde, como conn los cheesecakes y puddings. Prepara siempre los moldes antes de hornear nada en ellos.

La mayoría de libros de repostería contienen apartados de preparación de moldes que están muy bien.  Clases magistrales de pastelería, de Mich Turner o Repostería, estilismo y fotografía y My sweet kitchen de Linda Lomelino, explican muy bien cómo hacerlo.

Como norma general: enmanteca siempre el molde -yo lo hago con margarina, porque es más barata y tiene una temperatura de fusión más alta que la mantequillal- y cubre la base con un disco de papel de horno (*puedes comprarlos pre-cortados o cortarlos tú).

Si utilizas moldes que no sean desmontables, cubre también las paredes con dos tiras de papel de horno. Enmatecar el molde te ayudará a que el papel se adhiera perfectamente. ajústalo, alisando bien las arruguitas.

Los moldes cuadrados y rectangulares se cubren cortando un cuadrado (o un rectángulo) de las 4 esquinas, ajustando la medida al tamaño del molde.

En este post con vídeo de la fantástica Míriam –El invitado de invierno– puedes ver cómo se hace.

15 Básicos de repostería

¿Puedo cambiar de molde?

Este es un tema y, como en todo, hay opiniones.

Hay quien da indicaciones estrictas sobre el molde específico para una receta y aconseja no cambiarlo y hay quien se lanza a cambiarlo según le parece y ajusta, sobre la marcha, según la cantidad de masa que tienes.

Yo puedo decirte lo que hago yo: Cambio de molde según lo que quiero hacer con esa receta sin mirar demasiado la capacidad que indican ¿Qué pasa? Que puede sobrar masa ¿Y qué hago? Magdalenas, otro bizcocho…un loaf pequeñito en un molde mini. Según el caso.

Sea como sea, cuando lo hagas, cuenta con especificaciones básicas como no rellenar más de 2/3 todas aquellas masas que lleven leudantes o que sean tipo genovesa, porque crecen en el horno y con que hay que justar el tiempo de horneado en función del tamaño, la capacidad y la forma del molde.  Moldes más profundos necesitarán más tiempo en el horno, obviamente, y si haces una plancha de bizcocho, se horneará antes.

Pero, si quieres saber qué cambios has de hacer para adaptar una receta a un molde específico, en este otro post de Míriam, de «El invitado de invierno» puedes aprender cómo Adaptar una receta de bizcocho o tarta a otro tamaño de molde.

15
15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería

Desmoldar: Bizcochos perfectos

  • Utiliza moldes desmontables, siempre que la receta no especifique otro tipo de molde.
  • Elijas el molde que elijas, que sea anti-adherente, y si pesa, mejor -los moldes de buena calidad pesan más. Los moldes muy ligeros=aleaciones de metal chungas-
  • ¿Moldes de color claro y no desmontables? Dice la leyenda absorben menos calor que los moldes oscuros, y que la cocción es más suave. No te sé decir si es cierto. Pero, si tienes moldes de estos: forra  el molde por completo, incluidas las paredes y desmolda usando una rejilla enfriadora al dar la vuelta al molde.
  • PON SIEMPRE un disco de papel de horno en la base del molde.
  • Una manera de cortar el disco a la medida es colocar una hoja de papel de horno sobre el molde y doblarla a la mitad, sobre esta línea coloca el molde y con un lápiz traza su contorno.
  • Otra, más simple, es trazar a silueta de la base del molde con un lápiz, recortar y hornear por el lado contrario al lado en que hayas dibujado con el lápiz.
  • Enmanteca las paredes y la base.
  • No uses harina para cubrir el molde, crea una película blanca de harina cruda que afea el bizcocho.
15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería
  • Puedes cubrir las paredes con tiras de papel de horno, cortadas con un ancho dos o tres centímetros superior a la del molde. Puedes hacer unos pequeños cortes trasversales en la base, para que se ajusten al molde redondo, sin crear arrugas. 
  • Al sacar del horno, coloca sobre una rejilla enfriadora, para que el aire circule y la base no se recueza ni quede húmeda.
  • Deja que se enfríe totalmente antes de desmoldar, pero no abandones el bizcocho horas, porque cuando se enfría se contrae un poquito, pero tras un rato, vuelve a dilatarse y te costará más desmoldar. 15-20 minutos está bien.
15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería

Horneado:

Pre-calienta siempre el horno:

Enciéndelo siempre en el momento de empezar a preparar la receta, así te aseguras de que, para cuando llegue el momento de meter tu bizcocho, el horno ya esté caliente.

Nada más empezar comprueba que lo has encendido y que está a la temperatura correcta.

Un termómetro de horno te facilita la vida. Los hay baratos.

Si se te ha olvidado encender el horno, no te preocupes, ni metas el bizcocho con el horno frío: cubre la masa con film y reserva en la nevera, para ralentizar el efecto de la levadura -que en frío es más lento-.

El horno debe haber alcanzado una temperatura estable cuando metas el dulce. Deja que se caliente mínimo 15 minutos.

Si -Oh tragedia-, te olvidaste de pre-calentar el horno, eran unos cupcakes, y ya has rellenado las cápsulas, corres el riesgo de que la masa cruda las humedezca, pero es preferible esto a meter los cupcakes en un horno frío.

15 Básicos de repostería

Para layer cakes, es recomendable hornear de forma independiente cada capa de bizcocho.

Los bizcochos gruesos se hornean de forma más irregular,  hornear capas independientes facilita el horneado uniforme y que el centro quedará cocinado, pero jugoso.

 

Según el tipo de masa, puedes o no prepararla con antelación.

Las masas de bollería (tras la primera fermentación, cuando aún te queda pendiente la segunda), galletas, masa quebrada, de pie o sucré y hojaldres, se conservan bien refrigeradas y se pueden congelar.

Pero, los bizcochos y las genovesas, es preferible hornearlas recién hechas, y en cuanto hayas vertido la masa en el molde, ya que si lo dejas demasiado tiempo en el molde, las que tienen una base de espuma o merengue pueden perder aire y asentarse, y, en las que llevan levadura, el impulsor puede empezar a actuar mientras está fuera del horno, perdiendo parte de su potencial leudante. Si tienes que esperar o vas a hornear varias tandas:

  • Conserva siempre que puedas la masa en el bol, bien cubierto y en la nevera.
  • Bate suavemente la masa justo antes de rellenar el molde.
  • Si se trata de cupcakes rellena las cápsulas justo antes de hornear, y al sacarlos del horno, con cuidado, vuelca el molde y deja que los cupcakes se enfríen sobre una rejilla. Evita que se recuezan.

Los muffins y magdalenas deben su copete a un golpe de calor inicial:(180º-185º) grados. Cuando los hornees, pre-calienta el horno algo más fuerte que con un bizcocho, mete en el horno, hornea 5-10 minutos a esta temperatura y baja el horno a 175º.

Las masas muy líquidas se hornean a temperatura más suave (170º-175º). Masas más densas, con harinas más ricas en gluten, mucho azúcar o frutas, se hornean a una temperatura algo más alta (175º-185º).

Los bizcochos crecen durante todo el tiempo de horneado, que debe producirse a una temperatura estable. No abras el horno hasta que hayan transcurrido al menos 20-25 minutos de cocción. Corres el riesgo de que se hunda.

Aunque se haya cumplido el tiempo de horneado, pincha con un palillo o caketester antes de sacar el horno. si sale limpio -o casi limpio- está listo.

No sobrehornees los bizcochos, si está algo crudo, aumenta el tiempo de 2 en 2 minutos.

15 Básicos de repostería
Impulsores para repostería
15 Básicos de repostería
15 Básicos de repostería

Seguramente, a pesar de que este post es p#t* interminable, quedan cosas…pero, para eso tienes la palabra de los sabios.

Blogs Guapos

15 Básicos de repostería
15 Básicos de repostería. Qué necesito para empezar en repostería
15 Básicos de repostería

Comprar libros de cocina es un vicio, pero, además hay muchos blogs y recursos gratuitos con los que puedes aprender, probar y disfrutar de miles de recetas y fotos maravillosas.

Estos son sólo algunos ejemplos de lo que la inmensidad de internet puede ofrecerte.

Comprar libros de cocina es un vicio, pero, además hay muchos blogs y recursos gratuitos con los que puedes aprender, probar y disfrutar de miles de recetas y fotos maravillosas.

Estos son sólo algunos ejemplos de lo que la inmensidad de internet puede ofrecerte.

Blogs en inglés

Blogs en castellano

  • Mi favorito. Muy chulo, lleno de humor, fotos bonitas  y conocimiento gastronómico. Míriam y su blog «El invitado de invierno» que es mucho más que repostería. Vas a leer, te vas reír y vas a aprender.
  • Inicialmente en castellano y ahora en inglés: Historias del ciervo. Mucho arte.
  • Imperdible total: El rincón de Bea.
  • Si además de la repostería, disfrutas leyendo: Pemberley cup & cakes, el maravilloso blog de Rosa. Maravillosas recetas y una forma de escribir que es una maravilla.
  • Postre adicción: Uno de los blogs fundacionales de esta pasión pastelera que se ha extendido como la pólvora. Absolutamente básico.
  • De capricho es el blog de Sylvain: Gourmétier. Necesario seguirle. Masa, dulce y salado, preparados con una increíble delicadeza ¡Ahora además ha sado un libro!
  • Pimienta dulce: el precioso blog de Irene e Iván, artistas de la masa, la pizza y la alegría de cocinar. Un gustazo que no te debes perder.

Puede que haya más de 15 y que no todos sean básicos, pero, creo que no me dejo ninguna de esas cosas que me hubiera gustado saber, después de alguna placa tamaño bandeja de galletas o de un bizcocho deforme que jamás abandonó el molde.

Preparo dulces porque me pone de buen humor. La mantequilla hace feliz a la niña gorda que fui, así que nunca falta en mi nevera.

Atesoro kilos de harina, azúcar y chocolate y creo que deberían hacer perfume con el olor de la levadura fresca.

CONDICIONES DE USO DE LA WEB

El texto y las imágenes contenidas en este sitio web están protegidas por derechos de autor.

Queda prohibida su reproducción total o parcial sin autorización previa de la autora.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

© 2020 -Mantequilla Lover-

Deja una respuesta